Se trata de empresas creadas en centros financieros con un nivel impositivo muy bajo.
Estas sociedades tienen una constitución rápida, simple y barata; No hay límite en cuanto a la nacionalidad de accionistas y directores; se caracterizan por tener una estricta confidencialidad.
Si estás interesado en formar una sociedad offshore ponte en contacto con Foster Swiss.