Con bastante diferencia el mercado más líquido del mundo es el forex, también denominado mercado de divisas. Se calcula que mueve entre dos y tres billones de dólares cada día. Es también un mercado enormemente dinámico. Una divisa puede cambiar su valor cada dos o tres segundos. A diferencia de las bolsas, que tienen unos horarios de apertura y cierre definidos, el mercado de divisas está abierto  prácticamente día y noche, debido a que las transacciones se realizan de forma descentralizada en centros financieros de todo el mundo.
 

Derechos reservados Foster Swiss