La isla de Chipre se ha convertido en uno de los países más estables del mundo. Su economía ha superado los escollos de la crisis económica, sigue gozando de sus beneficios fiscales propios y no está considerada como un paraíso fiscal. Crear una sociedad en Chipre es toda una ventaja para aquellas personas que quieren sacarle más partida a sus ahorros, ¿y por qué?

Chipre es un país de incentivo fiscal por varios motivos, partiendo siempre de que el Banco Central de este país garantiza que no hay restricciones en lo referente al control de intercambio una vez que se haya aprobado el registro de una sociedad en Chipre.  Pero crear una sociedad en Chipre no está condicionado por ninguna restricción de control de intercambio monetario, no tiene ningún impuesto sobre plusvalías ni se retienen impuestos por dividendos. Unas ventajas que hay que tener muy en cuenta.

También crear una sociedad en Chipre significa que los accionistas no tienen que pagar impuestos por dividendos y solo el impuesto de la corporación, que las ganancias netas de las sociedades están sujetas a un impuesto fijo del 10% y los costes para obtener ganancias son admitidos como deducciones.

Si usted desea crear una sociedad en Chipre, debe tener en cuenta que los empleados extranjeros están sujetos a un impuesto sobre la renta de un 0 a un 20% y si trabajan fuera de Chipre, pero reciben su salario a través de entidades bancarias de dicho país, pagan entre un 0 y un 2%. Y, también, están exentos de las contribuciones de la seguridad social.

A su vez, las facilidades de exención de impuestos se extienden a sociedades offshore que mantengan una oficina en Chipre y a sus trabajadores extranjeros con respecto a la compra de vehículos motores, material de oficina y efectos electrodomésticos (exceptuando los muebles y equipos de aire acondicionado).

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat