Hong Kong es una de las economías más desarrolladas del planeta y la décima potencia comercial de todo el mundo. Invertir en Hong Kong y abrir una empresa en este país de Asía es jugar sobre seguro.

A menudo se cita a Hong Kong como defensora a ultranza y modelo acérrima del capitalismo, y no de extrañar tratándose de la tercera plaza financiera del mundo con una economía ultra-liberal y que tiene en sectores como la manufactura o las nuevas tecnologías algunos de sus sectores claves.

Con todo ello, abrir una cuenta bancaria anónima en Hong Kong (que incluye una tarjeta de débito para su uso) es la solución perfecta para aquellas personas o empresas que quieren operar entre varios continentes.

Con un crecimiento anual del 3% del PIB y sede de múltiples multinacionales, abrir una cuenta bancaria en Hong Kong es optar a numerosas opciones de negocio. Y es que, por ejemplo, sus bancos offshore se encuentran entre los más solventes del mundo, el secreto bancario es una característica intrínseca de su sistema financiero, y el ahorro fiscal de las empresas que en esta región de Asia se asientan es más que notorio.

Para abrir una cuenta bancaria en Hong Kong, no es necesario hablar el idioma del país ya que nuestros consultores internacionales le ayudarán en todo y se harán cargo de todos estas gestiones burocráticas. Tienen que ser cuentas bancarias con 1.000 euros mínimo, no es necesaria la presencia física en el país, se puede abrir la cuenta bancaria en Hong Kong con la moneda de curso legal que usted desee y todas las gestiones se realizan vía correo certificado o email.

Si usted quiere más información, infórmese de forma gratuita con nosotros. Estaremos encantados de atenderle.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat