Andorra no es un paraíso fiscal como tal. No existen leyes especiales ni un regimen offshore, pero no es necesario, ya que en el Principado se aplican unos impuestos muy bajos o casi inexistentes en algunos servicios.

Andorra, es un pequeño país situado al suroeste de Europa. Su localización y su jurisdicción la convierte en un destino ideal para constituir sociedades. No es un paraíso fiscal como tal, pero en su jurisdicción no existe ninguna legislación especial para las sociedades o sobre las personas, residentes o no. Desde el 1 de enero de 2013, Andorra ha querido implementar un impuesto de sociedades para los autónomos y un impuesto sobre la renta para los no residentes.

Las arcas públicas del Principado se financian mayoritariamente, con los impuestos indirectos provenientes de las aduanas, las tasas de suministros, el registro de vehículos, etc.

En Andorra no existen las sociedades offshore, pero la baja tributación de impuestos directos, la convierten en un destino ideal para la constitución de sociedades.

Los requisitos para constituir una sociedad en Andorra son los siguientes:

-Se requiere un mínimo de dos accionistas, de los cuales, uno/a debe ser de nacionalidad andorrana y que tiene título de un mínimo de 67% del capital social de la compañía

-Se necesita desembolsar totalmente el capital social. Se tiene que depositar en un banco de Andorra.

-Las personas que no sean de nacionalidad andorrana, ni residentes, solo pueden tener título a 33%.

-Tiene que haber un mínimo de dos administradores que son requeridos en todo momento. Se debe nombrar a un Presidente que tiene que ser de nacionalidad andorrana.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat