Considerado paraíso fiscal por la OCDE, es un destino ideal para constituir una sociedad offshore en Islas Caimán por su exención de impuestos, secreto bancario y privacidad.

Las Islas Caimán es un territorio británico de Ultramar, ubicado al noroeste de Jamaica, entre la isla de Cuba y la costa de Honduras, en aguas del Caribe. Considerado paraíso fiscal por la OCDE, Islas Caimán es un destino ideal para no residentes, ya que es una jurisdicción offshore, es decir, libre de impuestos y ofrece numerosas ventajas fiscales y legislativas, así como la exención de impuestos, anonimato privacidad de los clientes y de la protección de datos, así como secreto bancario. En tan sólo dos días se puede constituir una sociedad, y a diferencia de otras jurisdicciones, en Islas Caimán no se requiere un mínimo de capital social para constituir una sociedad.

La mayoría de bancos españoles han abierto sucursales en esta jurisdicción por los beneficios que ofrece.

Los beneficios obtenidos fuera de la jurisdicción y los rendimientos de capital como intereses o dividendos no tributan. Las empresas que operan desde otras islas, tienen que pagar una licencia anual.

Actualmente, las Islas Caimán no tienen acuerdos de doble imposición con ningún país, es decir, tanto las sociedades como las cuentas bancaria están protegidas de las autoridades fiscales de sus países. Así mismo, las sociedades constituidas en Islas Caimán no están obligadas por ley a informar de las cuentas a las autoridades de Islas Caimán.

Requisitos para constituir una sociedad en Islas Caimán:

-Se requiere como mínimo un Director, un Secretario y un accionista

-El capital social que desembolsará, indicando el número de acciones en que estará dividido

-Se requiere que se celebra una Junta General de Accionistas

-Se requiere una declaración anual, aunque no una auditoría contable

-El número de acciones emitidas y los portadores de las mismas

-Fotocopia de pasaporte o documento de identidad

-Documentación de residencia

B.V