Los hedge funds se caracterizan, no solo por su búsqueda del mantenimiento del capital, sin por la cantidad de estrategias que tienen para hacerlo.
Los fondos de cobertura los podemos clasificar en diferentes tipos en función de la estrategia que sigan:

  1. Arbitraje de convertibles: son un tipo de bonos que conceden la posibilidad de canjearlos por acciones de una sociedad a un precio ya fijado, y que a cambio, lo compra a un precio inferior a los tipos de mercado.
  2. Renta variable-neutral al mercado: en este tipo de inversión se intenta obtener beneficios a través de las ineficiencias del mercado. Se invierte en varias acciones, con el mismo capital, con posiciones largas y cortas para aprovechar los precios relativos.
  3. Arbitraje de renta fija: al igual en el anterior, se aprovechan de las ineficiencias del mercado, pero en este caso de renta fija. Este tipo de estrategia se utiliza cuando hay cambios en el mercado debido a preferencias de los inversores, a cambios bruscos de oferta y demanda…
  4. Arbitraje de riesgo: en este caso optan por tomar posiciones cortas y largas de dos sociedades que estén en un proceso de fusión o adquisición. En estos casos el riesgo aparece si al final la fusión o adquisición no se lleva a término.
  5. Títulos infravalorados: es la estrategia basada en la compra de deudas o acciones de compañías con problemas económicos.
  6. Fondos macro: en este caso se empieza estudiando las economías de diferentes países para identificar aquellas que no tengan valores sostenibles y comprar allí los activos financieros.
  7. Futuros gestionados: se basa en estudios de diferentes economías para intentar saber las futuras tendencias y aprovecharse de los precios bajos de los activos para luego beneficiarse de sus subidas.
  8. Mercados emergentes: en este caso se trata de aprovecharse de ineficacias en los mercados de economías emergentes, donde tienen menos control y transparencia. En estas inversiones se suele optar por tomar posiciones largas.
  9. Renta variable: fue la estrategia que primero surgió en los hedge funds. Cosiste en tomar posiciones largas y cortas en títulos de renta variable, sin la necesidad de que sean de igual valor, como ocurre en la estrategia de renta variable neutral. C.V
Derechos reservados Foster Swiss