Delaware, un offshore en el corazón de américa

Delaware es uno de los 50 estados que conforman los Estados Unidos de América, de hecho fue el primer estado en ratificar la Constitución de los Estados Unidos. Geográficamente se sitúa en la región del Atlántico Medio, a pesar de su escaso tamaño (el segundo más pequeño tras Rhode Island) posee la novena renta per cápita más alta del país y esto es debido a un enorme sector inmobiliario y financiero.

Según la revista Forbes más del 50% de las compañías estadounidenses que operan en bolsa y el 60% de las compañías incluidas en la lista Fortune 500 están constituidas en Delaware.

El pequeño estado ha atraído a su amparo a los mayores bancos crediticios del país, esto es debido a que Delaware presenta una normativa muy floja en cuanto a intereses bancarios, de hecho el estado no posee leyes antiusura como algunos estados vecinos por ello los grandes bancos han establecido a Delaware como su base para este tipo de operaciones.


Delaware posee algunos beneficios remarcables para compañías que quieren formalizarse en su territorio pero no desean operar en el mismo, por ejemplo no hay gravámenes sobre la renta en sociedades que no operen dentro del estado mientras que los impuestos para entidades bancarias locales son bastante agresivos. Otro aspecto positivo a la hora de localizar una sociedad en el pequeño estado reside en la posibilidad de contar con una oficina en Delaware sin la necesidad de gastar demasiado en mantenimiento y personal, según las leyes del estado basta con poseer una oficina a cargo de un sólo trabajador (este no ha de ser ciudadano estadounidense).


En siguientes entradas hablaremos más detenidamente sobre los beneficios de establecer una sociedad offshore en Delaware, así como los pasos a seguir para abrir una cuenta bancaria offshore en el estado.


Para más información no duden en visitar nuestro portal y si desea más información contacte con nosotros, será un placer.

APB.