Cuando hablamos de cuentas bancarias offshore, nos referimos a aquellas situadas en los países offshore.

Países offshore es el nombre que se les da a aquellos países que, debido a sus leyes financieras ventajosas para los no residentes, usan diferentes personas o empresas para llevar a cabo sus negocios, inversiones o establecer sus cuentas bancarias. Estos países suelen ser estables, con una moneda segura y un gobierno sólido, pues de otra manera no conseguirían inversiones extranjeras.

La banca offshore son todas las instituciones bancarias que nos encontramos en estos países. Los bancos de estas jurisdicciones son bancos normales, que ofrecen los mismos productos que los bancos normales, pero con ventajas añadidas:

  • El capital de los clientes queda protegido de posibles causas legales, de impuestos locales de su propio país y de los problemas que puedan tener los gobiernos de sus países de residencia en el caso de que sean países inestables o entren en crisis.
  • Los clientes están protegidos. Su intimidad y su identidad estarán muy protegidos. Al contrario que en la banca onshore, la información privada de los clientes, de sus cuentas, etc. la protegen y solo en caso de tener acuerdos de intercambio de información fiscal o de tener una orden de un juez podrán darla.
  • Otra de las principales ventajas de estas cuentas son los pocos impuestos que pagan. Hay una gran disminución de las obligaciones tributarias.
  • Las comisiones y cargos bancarios por transferencias o pagos son muy bajas, y en ocasiones nulas.
  • Son muchos los que acuden a las bancas offshore para abrir sus cuentas, y muchos los que mantienen negocios con varios países, de manera que el poder abrir una cuenta con libertad de moneda, dólares, euros, libras…es un punto a favor para estas cuentas.
  • Tienen también una gran libertad, no solo con el tema de las divisas, sino también con los negocios internacionales. Estas cuentas bancarias permiten establecer negocios en cualquier parte del mundo, da una gran libertad de inversión a los clientes.

Por todas estas ventajas abrir una cuenta offshore puede resultar muy útil y rentable, y queda demostrado con las cifras, pues cada vez son más los que optan por utilizar estos países para abrir sus cuentas, negocios, sociedades, etc. C.V

Derechos reservados Foster Swiss