Continuando con el artículo anterior de cómo un fenómeno se ha instaurado de un tiempo a esta parte el RDR, siendo causa de un beneficio cuantitativo bastante grande, beneficiando sobre todo a los llamaos fondos financieros, como pueden estar asociados a entidades bancarias o no.

Asesores :Los asesores se vieron obligados a tomar varias decisiones y emprender otras tantas acciones. En primer lugar, había que superar un cierto nivel de competencia profesional para continuar ejerciendo la profesión. Los asesores también tuvieron que decidir si clasificar sus servicios como independientes o restringidos (sea cual sea la clasificación elegida, no podrán recibir retrocesiones).

El asesoramiento independiente ha tendido a ser importante en el Reino Unido tanto para los asesores como para los consumidores. Aunque la prueba a superar para convertirse en un asesor independiente es muy general, en esencia requiere que el asesor analice la totalidad del mercado en busca de los productos mejores y más idóneos para sus clientes minoristas. Por tanto, es una prueba muy dura, pero pese a ello muchos asesores optan por seguir siendo independientes. Los asesores que deciden clasificarse como restringidos pueden elegir el modelo de negocio que deseen.

Asimismo, los asesores están obligados a cargar honorarios a sus clientes por los servicios y ha sido todo un desafío dar con el mejor modelo de negocio. Tarifa por hora, un porcentaje sobre los activos objeto de asesoramiento, una comisión única o una mezcla de honorarios de asesoramiento y comisiones de implementación son algunos de los muchos modelos que hemos visto.

Proveedores de productos :Para los proveedores de fondos como M&G la reforma se tradujo en la obligación de ofrecer varias clases de acciones nuevas. Habitualmente, un fondo de renta variable cargaba una comisión de gestión anual en torno al 1,5%. Con anterioridad a la RDR, de dicho porcentaje, un 0,5% se pagaría en concepto de retrocesión y otro 0,25% como descuento a las plataformas.

En el nuevo entorno ambos pagos desaparecen. Como resultado, muchos proveedores lanzaron nuevas clases de acciones sin retrocesión (normalmente con una comisión de gestión del 1%), y lo que ahora se conoce como una clase de acción limpia del 0,75% (sin retrocesión ni descuento). Las clases de acciones existentes de momento siguen ahí para el negocio anterior, pero el objetivo es que todo el negocio se pase a la clase de acción limpia (en el gráfico de la derecha se ofrece una indicación de lo que ha pasado en la práctica).

GFP

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat