La parte de fondos monetarios es la que da estabilidad a la cartera. Busca la preservación del capital, aunque con un retorno muy limitado (cercano al 0,50%). Renta 4 Monetario y Mutuafondo Corto Plazo son las propuestas de Profim, por sus baja comisión de gestión (0,4% al año).

La cartera ideal para un inversor conservador, según varias firmas de asesoramiento debe tener una parte, entorno al 20%-30%, en fondos monetarios; cerca del 25% en renta fija, repartida entre estatal y corporativa, con alguna dosis de renta fija emergente y de high yield; hasta un 20% en renta variable (para inversores de largo plazo); el 15% en gestión alternativa y algo de convertibles y de fondos de reparto de rentas.

José María Luna, de Profim, propone destinar el 40% de la cartera a renta fija europea de medio plazo. Aconseja hacerlo vía fondos para una mayor diversificación con menor capital invertido, ya que muchas emisiones piden un mínimo de 50.000 euros. Recomienda Vontobel Eur Corporate Bond Mid Yield, Banco Madrid Renta Fija y BNY Mellon Euroland Bond. Tressis apuesta por Blackrock euro Short Duration, que incluye deuda pública de uno a tres años y tiene exposición a mercados periféricos. En un entorno de grandes oscilaciones como el actual muchos expertos aconsejan fondos mixtos de renta fija, con baja volatilidad. Están en auge. Invierten tanto en renta fija como en renta variable, pero el porcentaje va cambiando en función de la situación del mercado.

March International Torrenova, Cartesio X y M&G Optimal Income lo cumplen. La propuesta defensiva de Tressis en fondos mixtos sería Nordea Stable Return, y con algo más de riesgo, pero también conservador, Ethna Aktiv, que no suele destinar mucho más del 30% a renta variable y elige compañías de sectores defensivos. Deutsche Bank recomienda DB Talento Gestión Conservadora. La rentabilidad la buscan con fondos flexibles y gestores reputados. Otra opción son los fondos de retorno absoluto, que tratan de no perder año a año sea cual sea la situación de los mercados. Su objetivo es batir, a 12 meses, la rentabilidad media que ofrecen los depósitos a un año.

 Recomienda el fondo atl Renta Variable Global, donde España pesa poco más del 1%. La mayoría de las entidades españolas comercializa exclusivamente fondos gestionados por su propia gestora. La alternativa para acceder a productos internacionales son los supermercados financieros, como Andbank, Tressis, Renta 4, SelfBank y Ahorro Corporación.

GFP

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat