Los documentos obtenidos por Hervé Falciani, informático del banco HSBC Private Bank, documentan y confirman que la entidad ayudó a sus clientes a evadir impuestos y saltarse normativas europeas, como la ESD, que regula las rentas del ahorro, a través de la creación de sociedades offshore en paraísos fiscales. Paises como Bélgica o Francia emprendieron investigaciones contra el banco.

El banco HSBC Private Bank (Suisse) de Ginebra, ayudó a sus clientes a evadir impuestos a través de la creación de empresas y sociedades offshore en paraísos fiscales. También lo hizo con ciudadanos españoles que tenían dinero en la entidad, según la documentación que el informático Hervé Falciani obtuvo del banco.

Las fichas bancarias demuestran que el papel del banco era ayudar a sus clientes a saltarse las normativas europeas. Una de ellas era la que regula las rentas del ahorro, conocida como European Saving Directive o ESD, introducida en el año 2005.

Todas estas actuaciones han ocasionado que países como Bélgica o Francia emprendieran investigaciones contra el banco, en concreto, los documentos muestran que la sede de la entidad ofreció soluciones ESD para evitar el free europeo también a los clientes españoles. Para ello, los gestores de la entidad se reunían con ellos en Madrid, Bilbao, Barcelona o Palma.

Para rehuir de los impuestos aconsejaban la creación de sociedades offshore en paraísos fiscales. A un cliente, empresario jubilado y con residencia en Madrid, que tenía pensado crear una sociedad en Panamá para abrir con ella una cuenta bancaria y otras cuentas en Suiza, un mes después, ya tenía creada la sociedad. Constituir una sociedad en un paraíso fiscal a nombre del cliente y abrir una cuenta a nombre de la misma era la estrategia más común para rodear el ESD, algo fácil debido al agujero en la legislación, ya que el impuesto afecta a las personas pero no a las sociedades.

B.V.

Derechos reservados Foster Swiss