Delaware es uno de los 50 estados de los Estados Unidos de América. Es un gran centro financiero y alberga a más de 200.000 empresas, atraídas por los beneficios fiscales. Es un estado ideal para constituir una sociedad. Entre las ventajas, destacamos la ausencia de impuestos sobre las ventas, así como bajos impuestos sobre sociedades y sobre las personas físicas. No se requiere ser ciudadano estadounidense o residente para ser director de una empresa y existe absoluta privacidad.

Delaware es uno de los 50 estados que conforman los Estados Unidos de América. Se sitúa en la región del Atlántico Medio. Es el segundo estado más pequeño, por detrás de Rhode Island. Es un gran centro financiero, es sede de más de 200.000 empresas. Las leyes en Delaware conceden beneficios fiscales a las compañías que se instalen en el estado. Es uno de los mayores centros bancarios de Estados Unidos.

Las ventajas fiscales en Delaware son las siguientes:

-En la mayoría de estados se requiere para la constitución de una empresa por lo menos un director y dos ejecutivos. En Delaware todos los cargos pueden ser ostentados por una sola persona, que puede ser el único accionista y no se requiere ser ciudadano estadounidense o residente

-Privacidad. En los juicios civiles, los propietarios pueden no ser divulgados y no ser demandados junto con la empresa, si se tiene un agente. Esta protección se aplica en juicios civiles, donde la empresa resulte condenada por comisión de un delito

-Ausencia de regulación sobre la usura

-No hay impuestos sobre las ventas, aunque aplican unos impuestos especiales al combustible, tabaco, bebidas alcohólicas, ocio y otros artículos

-El impuesto sobre la renta de las personas fisicas es progresivo y va del 2,2% al 5,5% para los ingresos inferiores a 60.000 dólares y 5,95% para las cantidades superiores

-El impuesto sobre sociedades es fijo, del 8,7%

B.V.

Derechos reservados Foster Swiss