Tras el anuncio del corralito bancario en Grecia decretado por el Gobierno de Alexis Tsipras, todas las miradas están puestas en una posible masiva fuga de capitales. El fracaso en las negociaciones del sábado en Bruselas, ha hecho que la posibilidad de la salida de Grecia del euro sea posible y con ello, las turbulencias en los mercados que arrastrarían a todo el sistema financiero europeo. Para los ministros Manuel Valls de Francia y Hans Jorg Schelling de Austria, el riesgo es real e inevitable.

Algunos países y socios de la eurozona ven lo que se conoce como “Grixit”o la salida de Grecia del euro muy cercana, más de lo que la habían visto antes. El primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha dicho que “el riesgo es real” y el ministro de Finanzas de Austria, Hans Jorg Schelling, que “parece ahora inevitable”.

Si este hito se diera, todos los países del euro trabajarían para fortalecer y preservar la unión monetaria y que todos harán uso de los instrumentos disponibles para preservar la integridad y la estabilidad de la zona euro, para evitar el efecto contagio. Aunque no se diera el efecto contagio, las consecuencias serán inevitables.

Tras la decisión de Alexis Tsipras, de imponer controles de capital en Grecia y de decretar un corralito bancario, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, han señalado que “se vigilará muy de cerca la situación económica y financiera en Grecia para salvaguardar la estabilidad del sistema financiero griego”.

Las consecuencias de una posible salida de Grecia de la eurozona se notarán también en el resto de países del euro. El primer ministro francés dijo que “las consecuencias en el plano económico y financiero no tendrán nada que ver con las que se temen”, aunque si se temerán las consecuencias en el terreno político.

B.V.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat