Mucho se habla sobre las diferentes jurisdicciones offshore existentes en el mundo. Sin embargo no todas son iguales y aunque todos son considerados como países offshore, se clasifican en 3 tipos de jurisdicciones offshore diferentes. ¿Cuál elegir? ¿en qué se diferencian? He aquí la cuestión principal.

A la hora de abrir una cuenta bancaria offshore o crear una sociedad offshore, entre otras acciones, en este tipo de jurisdicciones offshore, tenemos sobre la mesa una gran cantidad de países y territorios donde elegir. Países offshore caracterizados todos ellos por la baja tributación que ofrecen a locales y al capital extranjero, y el secreto bancario como una de sus señas de identidad. ¿Cuál elegir? Estos son 3 tipos de jurisdicción offshore que debemos tener en cuenta.

– Jurisdicción offshore Nil Tax Havens. Para determinar qué planificación fiscal offshore es la más adecuada para mi empresa o para mí, la jurisdicción offshore Nil Tax Havens puede ser realmente beneficiosa. Se caracteriza por la inexistencia del impuesto sobre la renta o el impuesto de sociedades. Tampoco hay impuesto sobre las plusvalías o impuesto de sucesiones. Entre las jurisdicciones offshore de este tipo: Bermudas, Bahamas, Mónaco, Dubái o las Islas Caimán.

– Jurisdicción offshore Source Exempt Havens. Este tipo de jurisdicciones offshore solo gravan lo que son las rentas generadas localmente, es decir, en el mismo territorio. Y, por tanto, cumplen la premisa de eximir en la tributación de impuestos a los ingresos que se obtienen de fuentes extranjeras, toda una ventaja para una planificación fiscal offshore. Pero ojo, esos ingresos no pueden proceder de ninguna actividad empresarial local. Entre las jurisdicciones offshore Source Exempt Havens se encuentran Hong Kong, Singapur, Costa Rica o Panamá.

– Jurisdicción offshore Low-Tax Havens. Es la última de las 3 jurisdicciones offshore diferentes existentes. En esta ocasión, éstas permiten obtener ventajas fiscales en situaciones especiales como pueden ser las ganancias de capital, royalties, dividendos… e incluso utilizar sus amplios tratados de doble imposición. Entre algunas jurisdicciones Low-Tax Havens, Chipre, Malta, Reino Unido, Suiza e incluso otros países como los Países Bajos, entre otros.

Es importante recalcar que la mayor parte de estos países offshore utilizan las reglas establecidas por la OCDE y FMI en sus legislaciones internas en lo que se refiere a materia tributaria. Cada país tiene la libertad de aplicar las listas en su legislación, siendo que en la práctica es común observar que un país considera una determinada jurisdicción como país offshore y otro no.

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional

Derechos reservados Foster Swiss