La obligación del contribuyente de declarar el patrimonio de 50.000 euros en el exterior y en países offshore

Hacienda establece la obligación a grandes empresas y particulares de comunicar la tenencia en el exterior de patrimonio de más de 50.000 euros. Esto incluye inmuebles, acciones, cuentas bancarias, cuentas bancarias offshore… y tanto en jurisdicciones offshore como jurisdicciones onshore. La obligación del contribuyente de declarar el patrimonio de 50.000 euros en el exterior y en países offshore pero, ¿cómo hacerlo?

Es una de las últimas medidas establecidas por Hacienda en España y de la cual, una vez más, no se libra cualquiera, ni empresa, ni persona física. La obligación del contribuyente de declarar el patrimonio de 50.000 euros en el exterior y en países offshore y en jurisdicciones normales.

O lo que es lo mismo, Hacienda obliga al contribuyente que tenga en el exterior bienes o derechos valorados en más de 50.000 euros a declarar el patrimonio. Si no lo hace, se puede enfrentar a sanciones que alcanzan hasta el 150% de la cantidad no tributada. Y he aquí la entrecrucijada de muchas personas y empresas que tienen, también, su patrimonio en países offshore: presentar el modelo que Hacienda ha puesto a efectos de ello o recibir un requerimiento de ésta y pagar aún más dinero.

¿Cómo declarar el patrimonio de más de 50.000 euros en países offshore y en el exterior, sea cual sea también el país donde éste se encuentre sin que deba ser offshore? La mejor solución es la de presentar una declaración complementaria mediante Modelo 720 o enviar un escrito a la Agencia Tributaria alertando de su situación. Eso sí, cabe tener en cuenta que el hecho de comunicarlo no siempre evita las sanciones.

De no hacerlo, se estaría cometiendo un delito fiscal ante la no declaración del patrimonio y que éste no prescribe con el paso del tiempo. Y si se presenta, a la empresa o contribuyente con patrimonio en cualquier jurisdicción, incluidos los países offshore, se les aplicará el tipo correspondiente del IRPF al patrimonio que tenga fuera, de al menos un 38%, que deberá pagar por cada dato no presentado a tiempo y enfrentarse a una sanción de hasta el 150% sobre el dinero no tributado en su momento.

Recientemente ha salido a la luz el primer caso de esta multa máxima. Ha sido a un pensionista andaluz que declaró voluntariamente que tenía en Suiza unos 340.000 euros ya prescritos por los que Hacienda le ha multado con 439.000 euros: 185.000 euros en concepto de IRPF e intereses de demora y el resto (254.000 euros), en concepto de sanción.

¿Cómo librarse de la multa al declarar el patrimonio en el exterior? Ésta establece dos condiciones para evitar las multas de Hacienda. Una hace referencia a que el contribuyente pueda demostrar que los bienes no declarados se obtuvieron con rentas que en su día sí fueron declaradas (por ejemplo, con las nóminas o las propias declaraciones de la renta. Y, por otro lado, que dichas rentas se obtuvieran cuando el contribuyente aun no tenía la condición de residente fiscal en España.

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional

Derechos reservados Foster Swiss