El número de este tipo de sociedades ha aumentado considerablemente desde 2015. La creación de vehículos de inversión para grandes fortunas o la creación de sociedades de inversión de capital variable o SICAV, rozan récord histórico en España desde el anuncio de la amnistía fiscal por parte del gobierno.

Si tienes grandes cuentas, sin duda te aconsejamos optar por la creación de sociedades como estas: creación de vehículos de inversión para grandes fortunas o la creación de sociedades de inversión de capital variable o SICAV, en aumento desde el anuncio de la amnistía fiscal por parte del Gobierno de España. Y más concretamente la creación de vehículos de inversión para grandes cuentas, que alcanza récord histórico aumentado en cerca de 60.000 millones de euros durante el último año.

Tanto una como la otra, crear una SICAV o crear un vehículo de inversión, son sociedades utilizadas por las grandes fortunas o las grandes cuentas para gestionar sus inversiones. En la actualidad, según el Bolsa y Mercados Españoles (BME), el número de éstas ha alcanzado cifras de récord con 3.138 contabilizadas durante el último año. Solo durante los últimos seis meses se llegaron a crear hasta 140 según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), una cifra que dobla el número de creación de sociedades SIVAC y creación de vehículos de inversión de otros años.

La creación de vehículos de inversión también es utilizada para la protección de patrimonio, que ha aumentado un 9,6% según datos de 2014 hasta rozar los 31.000 millones de euros. Buenos datos también para la creación de SICAV con 119, aunque lejos de los más de 3.000 que se dieron en el año 2010. Los expertos consultados apuntan que la amnistía fiscal ha sacado a la luz y gracias a la creación de sociedades de este tipo cifras récord que, se prevén, sigan aumentado en los próximos meses.

Y es que en el caso de la creación de SICAV o creación de sociedades de inversión de capital variable, uno de sus grandes beneficios es que pese a la amnistía sigue gozando de un diferimiento en el pago de impuestos muy positivos. Esto quiere decir que hasta que no se venden las participaciones, no hay que pagar a Hacienda. Las perspectivas económicas o la renta variable positiva han reducido los riesgos de creación de sociedades como estas, lo que explica otra de las razones de su éxito.

Para crear una Sicav, es necesario contar con un patrimonio de al menos 2,4 millones de euros y poner disponer de un mínimo de 100 partícipes. En el caso de no cumplir con estos requisitos, estos vehículos de inversión no pueden beneficiarse de la tributación reducida del 1%.

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional

Derechos reservados Foster Swiss