Fundación y fideicomiso se han convertido una herramienta clave para la planificación fiscal de muchos, está pieza jurídica viene empleándose en el mundo anglosajón desde hace mucho tiempo.

  1. Un fideicomiso o trust es un acto jurídico en el cual un fideicomitente poseedor de los activos los confía al Fiduciario con la intención de que este los administre en favor de un beneficiario. Esta figura se emplea normalmente en sectores como el de la propiedad o en el de inversión de activos.
  2. La fundación por su lado tiene una personalidad legal independiente y por lo tanto puede operar con libertad comprando y vendiendo activos. La fundación de interés privado es dueña de sus activos y son administrados por el consejo de la fundación.
  3. En el Fideicomiso el control y la administración recaen en el Fiduciario.
  4. Las Fundaciones de Interés Privado suelen ser utilizadas como vehículo para la creación de un holding de propiedades.
  5. El fideicomiso no tiene mínimo ni máximo de participantes mientras que la fundación ha de contar con 4 personas al menos.
  6. Los activos incluidos dentro de un Fideicomiso no cuentan con la protección de ningún tipo de fondo de reserva.
  7. Un trust o Fideicomiso se utiliza para sustituir voluntades y ejecutar las transacciones comerciales que tengan que ver con bienes raíces o mercados de valores.
  8. La Fundación de Interés Privado ofrece la discreción de una figura jurídica independiente con la capacidad de gestionar y administrar cuentas bancarias, propiedades y activos, las fundaciones gozan de una imagen externa más amable y son menos los ojos puestos en sus operaciones.

Si desea saber más sobre Fundacion y fideicomiso o cualquier otra figura jurídica a utilizar para mejorar su planificación fiscal no dude en consultar con Foster Swiss

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat