Abrir una empresa en Irlanda está de moda. Y no solo porque se trate de un país ya próspero que haya salido de la crisis económica que asoló con crudeza Europa hace unos años. Si no por los beneficios fiscales que existen al abrir una empresa offshore en Irlanda. ¿Sabías que todas estas empresas tienen su sede en Irlanda para una mejor y más beneficiosa planificación fiscal internacional?

Con el estallido de la crisis económica, Irlanda fue uno de los países más afectados de todo el mundo. Su economía, dependiente del sector inmobiliario y de un sistema financiero viciado, fue de las primeras en caer y de las primeras en ser intervenidas por la Unión Europea (UE). Hoy en día, Irlanda se ha convertido en ejemplo económico. Muchas son las empresas que se deciden a abrir una empresa offshore en Irlanda, por los beneficios fiscales de Irlanda y con el objetivo de una mejor planificación fiscal. Algunos casos son muy conocidos.

En los últimos años, más de 150 empresas han abierto sus puertas de forma anual en Irlanda. Un país que no ha dejado de crear con ello más de 10.000 puestos de trabajo cada año y donde sus exportaciones han llegado a alcanzar los 171 billones de euros. Este país perteneciente a Reino Unido se ha convertido en un destino de moda para abrir una empresa offshore en Irlanda. Pero hay otros factores que influyen en la inversión y la creación de empresas offshore en Irlanda y son relativos a los beneficios fiscales para la inversión extranjera.

Irlanda se ha convertido en sede de muchas empresas y multinacionales que operan desde su capital, Dublín, o desde alguna de sus otras ciudades. Uno de los primeros incentivos a la hora de abrir una empresa en Irlanda son los impuestos corporativos que tiene una tarifa estándar del 12,5% sea cual sea su actividad. Además, los beneficios no están sujetos a impuestos hasta que no sean repatriados a Irlanda en forma de dividendos.

Los beneficios de abrir una empresa offshore en Irlanda continúan, lo que hace óbice a que las empresas puedan disfrutar de una mejor y más beneficiosa planificación fiscal internacional. El país ha firmado unos 65 tratados, lo cual significa la eliminación o reducción de impuestos en la mayoría de los casos. Además es miembro de la Comunidad Europea lo que significa el libre flujo de mercancía y servicios y que ha convertido a Irlanda, destino de moda para abrir una empresa offshore.

Además, Irlanda opera un incentivo especial para exportadores de producto. En este sentido, las empresas offshore localizadas en el país que suministran un excedente del 75% de sus ventas fuera de Irlanda a otros países de la Unión Europea o a jurisdicciones fuera de la Unión pueden ser autorizadas para comprar sus servicios y productos con un IVA del 0%, entre otras muchas.

Algunos ejemplos de empresas que tienen su sede en Irlanda, animadas por los beneficios fiscales offshore son: Ryanair, Microsoft, Google, Apple, Twitter, LinkedIn, Paypal, Oracle, HP, Intel, entre otras muchas.

Consultores de Banca Privada internacional

Especialistas en Fiscalidad internacional

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat