Cada vez son más los españoles que deciden abrir una cuenta en Suiza, la jurisdicción offshore por excelencia del mundo. Las ventajas fiscales y la seguridad que ofrecen son solo algunos de los motivos. Pero los hay que aún desconfían de ellas en cuanto a la fiscalidad en España por tener una cuenta bancaria en Suiza. Te lo contamos.

Abrir una cuenta bancaria en Suiza es totalmente legal y está al alcanzable de quien así lo desee. Suiza, una de las economías más prósperas pero sobre todo estables del mundo, es poseedora de un sistema bancario con múltiples ventajas para las medianas y grandes fortunas. Máxima protección del patrimonio, flexibilidad a la hora de mover el capital, beneficios fiscales… sin embargo, ¿cuál es la fiscalidad en España por tener una cuenta bancaria en Suiza a la que hacer frente?

En este sentido hay que tener diferentes cuestiones claras. Por ejemplo, si el titular de la cuenta es residente fiscal en España, éste deberá incluir los rendimientos generados por la cuenta en su IRPF, junto con el resto de sus rentas globales. A efectos de tributación, ésta será la misma que la que soportan los intereses generados por sus cuentas en España, o lo que es lo mismo entre el 20% y el 24% en 2015.

El propietario de una cuenta bancaria en Suiza deberá declarar el valor de la cuenta en su Impuesto sobre el Patrimonio, en el caso de que esté obligado a presentar declaración por este impuesto. Y si el saldo conjunto de las cuentas en el extranjero de las que es titular supera los 50.000 euros a 31 de diciembre, o dicha circunstancia concurriese en relación con los saldos medios en el último trimestre del año, debe presentar ante la Agencia Tributaria el Modelo 720, la “Declaración Informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero”.

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional