Un territorio de baja tributación o jurisdicción offshore, más conocidos por ser paraísos fiscales, son enclaves en los que se tributan pocos o ningún impuesto a personas físicas o jurídicas dentro de sus fronteras. Es habitual que sean pequeñas islas con un régimen fiscal que atrae la inversión y el capital extranjero, potenciando así su economía.

Son territorios donde es muy seguro invertir, ya que son centros ya establecidos y consolidados, como Jersey o Guernsey, colonias británicas, o las famosas Islas Caimán. Todos estos son jurisdicciones con bajos o nulos impuestos.

La baja fiscalidad de los mismos proviene de una reducción de los impuestos o de una exención de los mismos para residentes y no residentes o de la aplicación de tratados de doble imposición. Éstos reducen la presión fiscal que ejerce sobre los particulares y empresas.

Es normal dudar de la seguridad y estabilidad de un territorio de baja tributación al estar tan acostumbrados a pagar elevados impuestos en países como España, Francia, Alemania o Estados Unidos, donde los impuestos son una buena parte de los ingresos del país. Las jurisdicciones offshore, en cambio, obtienen sus ingresos de otros tipos de tasas no relacionadas con las ganancias de los particulares o sociedades, como impuestos indirectos o las derivadas de la inscripción o registro y tasas anuales, aunque son bajas.

Desde Foster Swiss, consultores fiscales internacionales de banca privada, le recomendamos que se establezca en un territorio de baja tributación y ahorre en el pago de impuestos. Además, estos paraísos ofrecen atractivas ventajas fiscales, como estrictas leyes de secreto bancario, anonimato y privacidad, libres controles de cambio, entre otras.

Consulte con nosotros la amplia lista de jurisdicciones offshore y pida presupuesto sin compromiso.

B.V.

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional y Sociedades Offshore

Derechos reservados Foster Swiss