Reino Unido es uno de los territorios más poderosos económicamente hablando, una potencia mundial reconocida por los grandes expertos en economía, y por tanto, todo aquello que conlleve realizar actividades comerciales y económicas con él, es una buena apuesta, como por ejemplo, depositar allí nuestros fondos.

Abrir una cuenta bancaria en Reino Unido tiene una serie de ventajas fiscales propias de jurisdicciones offshore, aunque éste no lo sea. Por ejemplo, Reino Unido ofrece una gran estabilidad financiera al formar parte de la Unión Europea, seguridad en las inversiones, protección fiscal y gran facilidad para sistemas de pago como PayPal, Moneybookers o Google Checkout.

Además, una ventaja muy importante es que al abrir una cuenta bancaria en Reino Unido no tendremos que pagar ningún tipo de impuesto y podremos realizar cualquier tipo de negocios e inversiones en cualquier país del mundo.

Para abrir una cuenta bancaria en Reino Unido se necesita casi obligatoriamente la presencia física en el país, y una documentación que tendrá que presentar como la copia del pasaporte y DNI, y copia de una factura reciente escrita en inglés de luz, agua o teléfono.

Una vez sea abierta la cuenta, en la moneda que deseemos siempre y cuando sea de curso legal internacional, tendremos un mánager al que podremos solicitar tarjetas de crédito o cheques. Las cuentas pueden ser utilizadas por empresas residentes, no residentes y particulares.

Para abrir una cuenta bancaria en Reino Unido se requiere un depósito mínimo de 250 euros y su mantenimiento es de 400 euros al año.

En Foster Swiss, consultores expertos en fiscalidad internacional, le ayudaremos a tramitar las gestiones necesarias para que pueda abrir una cuenta bancaria en Reino Unido sin que tenga que preocuparse de nada, todo de forma cómoda, sencilla y legal.

A.M.

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional y Sociedades Offshore

Derechos reservados Foster Swiss