La fiscalidad en el Reino Unido es la más favorecedora para los inversores extranjeros de toda la UE. Gracias a unas ventajas fiscales muy atractivas, los interesados en montar un negocio o tener sus fondos depositados en territorio británico podrán hacerlo teniendo la certeza de que sus bienes están a buen recaudo. Además, los impuestos en el Reino Unido son bastante más asequibles que en cualquier otro país de Europa. Veamos cómo funciona el sistema tributario.

Existen diversos tipos de impuestos en el Reino Unido. Uno de ellos es el TAX CODE. Es un código que indica cuánto puedes cobrar sin pagar un % del PAYE, que veremos a continuación. En el Reino Unido, las primeras 10.000 libras anuales están exentas de impuestos. Por ejemplo, una persona con un Tax Code de 859L está libre de pagar 8.590 libras al año. La letra ‘L’ viene determinada por la edad. Toda aquella persona que exceda su Tax Code, cotizará y deberá pagar impuestos.

Para este año, el Tax Code inicial ha subido hasta las 10.600 libras, es decir 1060L.

Otro de los impuestos en el Reino Unido es el PAYE, equivalente al IRPF en España. Este impuesto se aplica a la cantidad que supere el Tax Code. Es decir, si cobramos 12.000 libras anuales, solo pagaríamos tasas por las 1.400 sobrantes. Si sobrepasan en 32.010 libras, el impuesto será del 20%, entre 32.011 y 150.000, un 40%, y para sueldos superiores a 150.000, se les aplica un 45%.

Por último, el NIN, el equivalente a la Seguridad Social en el Reino Unido. Existen dos tipos: uno para la gente con ingresos entre 111 y 805 libras a la semana a los que se les aplica una retención del 12%, y para los que superen estos ingresos, se aplica un 2% extra.

Para más información sobre los impuestos en el Reino Unido, no dude en contactar con nosotros.

A.M.

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional y Sociedades Offshore

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat