Las cartas de crédito son un instrumento de pago mediante el cual un banco llamado ‘banco emisor’ obrando por solicitud y conformidad con las instrucciones de un cliente ‘ordenante’ realiza un pago a un beneficiario contra la entrega de los documentos exigidos, siempre y cuando se cumplan los términos y condiciones preestablecidas de crédito.

Las cartas de crédito son unos de los documentos más sencillos en su forma y de los más complejos en su contenido, y tienen su origen en la compraventa de mercancías.

En el contrato efectuado en las cartas de crédito se definen las condiciones sobre las que el banco está dispuesto a emitir el crédito al beneficiario.

 Las cartas de crédito deben contener los siguientes conceptos y características:

  • Nombre y dirección del ordenante y beneficiario
  • Monto de la carta de crédito
  • Documentos a exigir, como por ejemplo la factura comercial, lista de empaque, certificado de origen, análisis y seguro, lista de precios, guía aérea y embarque marítimo.
  • Puntos de salida y destino.
  •  Fecha de vencimiento de la carta de crédito
  • Descripción de la mercancía
  • Tipo de cartas de crédito
  • Tipo de embarque
  • Cobertura de seguros
  • Formas de pago
  • Instrucciones especiales

Los beneficios que aportan las cartas de créditos son la rapidez en el pago, el alto grado de seguridad en previsión de que las condiciones impuestas serán cumplidas, el contar con el apoyo de asesores expertos, y tendremos comprobantes de todas las comisiones y gastos cobrados.

Lo más recomendable, si tenemos pensado utilizar las cartas de crédito documentarias, es acudir a asesores expertos en fiscalidad internacional. En Foster Swiss, le ayudaremos a realizar los trámites necesarios para que pueda disponer cuanto antes de estos instrumentos de pago y sepa como utilizarlos correctamente.

A.M.

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional y Sociedades Offshore