Existen distintos tipos de cartas de crédito documentarias que podemos elegir en cualquier momento dependiendo del uso que le queramos dar. En función de nuestro caso particular, escogeremos la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Los tipos más importantes de cartas de crédito documentarias son las siguientes:

  • Revocable e irrevocable
  • Transferible
  • Back to Back
  • Único y rotativo
  • Stand By
  • Condicional
  • Confirmado y no confirmado

Las cartas de crédito documentarias revocables son aquellas que permiten reformas, modificaciones y cancelaciones en cualquier momento y sin consentimiento del beneficiario. Debido al riesgo considerable para el beneficiario, no se aceptan normalmente.

Las irrevocables requieren el consentimiento del banco emisor, del beneficiario y del cliente para realizar cualquier reforma o modificación. Esta es la forma de carta más usada y la preferida por los beneficiarios, debido a que el pago siempre está asegurado.

Las cartas de crédito documentarias transferibles sirven para que el beneficiario pueda transferir todo o parte de sus derechos a otra parte, según los términos y condiciones del crédito original. Estas cartas se usan a menudo cuando el beneficiario es el agente del importador o un intermediario entre el proveedor y el importador. Es una herramienta de financiación previa a la exportación.

Las cartas de crédito documentarias confirmadas añaden una segunda garantía de otro banco.

De uso poco frecuente se encuentran las cartas de crédito sin confirmar, respaldadas o las Stand By.

Las cartas de crédito documentarias están relacionadas con las actividades comerciales internacionales que realiza una empresa, y a través de ellas se garantiza el cumplimiento del pago de la mercancía vendida.

Para más información acerca de las cartas de crédito documentarias, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

A.M.

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional y Sociedades Offshore