El impuesto de sociedades offshore es un tipo de impuesto que la agencia tributaria de una jurisdicción offshore impone a las sociedades residentes en esa misma jurisdicción. Si la sociedad está constituida en una jurisdicción offshore con leyes impositivas favorables para los inversores no residentes, la sociedad no pagará ningún tipo de impuesto.

Si la sociedad está a nombre de un residente y realizar operaciones dentro de la jurisdicción offshore, tributará como cualquier tipo de sociedad constituida en un país con una estructura financiera normal.

¿Cuánto se paga por el impuesto de sociedades offshore? Las sociedades offshore no pagan impuestos si el beneficiario final no es residente en la jurisdicción offshore y siempre podrá degravar los impuestos correspondientes. La pregunta, por tanto, que nos podemos hacer es: ¿es legal no pagar impuesto de sociedades offshore?

Por supuesto que sí. Es completamente legal ya que el país está en posesión de leyes favorables para la degravación de impuestos. Lo que no es legal, es que la sociedad se oculte a ojos del Ministerio de Hacienda, es decir, que no se declare a las autoridades competentes de nuestro país de residencia. Si esto se hace correctamente no tendremos ningún tipo de problema fiscal.

El impuesto de sociedades offshore no tiene nada que ver con el impuesto de la renta. La principal diferencia es que el impuesto de sociedades offshore se le aplica a las empresas y el impuesto de la renta es aplicado a las personas físicas. Los impuestos de la renta que debería pagar una persona física en su país sería los beneficios que ha obtenido en la sociedad offshore en concepto de nómina.

Para más información acerca del impuesto de sociedades offshore, no dude en contactar con nosotros.

A.M.

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional y Sociedades Offshore