La U.E. acuerda limitar la elusión fiscal de las multinacionales

La Unión Europea ha dado el visto bueno a una directiva que pretende limitar la elusión fiscal de las multinacionales, que a través de los vacíos legales se aprovechaban para reducir su factura con las haciendas tributarias europeas. Tras la propuesta de Directiva de la Comisión Europea el pasado 28 de enero, y todo el revuelo causado por la publicación de millones de documentos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, los 28 llegaron a un acuerdo para limitar la elusión fiscal de las multinacionales.

Las medidas acordadas recogen cinco de las seis propuestas planteadas inicialmente por la Comisión:

1. Normas para limitar los intereses. Esta medida limita la cantidad de intereses que un contribuyente puede deducirse anualmente. De esta forma, se intenta impedir las que las filiales de una empresa reduzcan artificialmente sus impuestos pagando a su filial financiera, situada en una jurisdicción de baja fiscalidad, unos tipos de interés por encima de los de mercado.

2. Normas de imposición de salida. Esta norma grava las ganancias latentes que se produzcan en las transferencias entre filiales de la propia compañía, es decir, cuando las mismas transfieran sus activos a filiales situadas en países con baja fiscalidad o se muden directamente a ellos cuando tengan que pagar impuestos.

3. Cláusula general anti-abuso. Esta provisión se aplica cuando las autoridades crean estar ante un caso de ingeniería fiscal artificial.

4. Norma de control de una empresa extranjera. Esta norma limitará la práctica habitual de algunas empresas de atribuir ciertos activos intangibles, como la propiedad intelectual, a una filial ubicada en un país de baja tributación, para que posteriormente, las filiales situadas en el resto de jurisdicciones paguen royalties y derechos a la filial reduciendo así su factura fiscal en el país donde realmente operan.

5. Norma para evitar la explotación de incongruencias. Esta normativa evitaría que algunas compañías se aprovechen de las incongruencias de ciertos estados miembros desde un punto de vista fiscal, es decir, algunas obtienen deducciones por un ingreso por el que no han pagado realmente impuestos en el otro.

La medida conocida como “Switchover Rule” se queda fuera. Esta norma pretendía dar poderes a una Hacienda nacional para negar la exención fiscal a ciertos ingresos, como dividendos o ganancias de capital, que llegan de terceros países si estos no han sido gravados antes o se les aplica un tipo bajo.

Actualmente, en algunos países de la Unión, algunos dividendos y ganancias de capital disfrutan de la exención de impuestos aunque no hayan sido antes gravados en el país de origen.

Los estados miembros tienen hasta el 31 de diciembre para transponer la directiva, excepto para el impuesto de salida que podrán hacerlo hasta el 31 de diciembre de 2019.

About Foster Swiss

Dejar un comentario

Free WordPress Themes, Free Android Games
Idiomas/Languages