Existe una gran cantidad de tarjetas de crédito y de débito en el mercado. Sin embargo,  un conjunto de ellas está reservado para un selecto grupo de personas que pueden mantenerlas. De todas formas, poseer el dinero suficiente para hacerse con una de estas tarjetas no suele ser suficiente ya que la mayoría requiere una invitación previa.

Un paso más allá en el mercado de las tarjetas premium es el uso de materiales preciosos con los que impresionar a propios y extraños. Además, elevan el nivel de exclusividad y sofisticación del titular.

Aquí os dejamos nuestro particular podio en el que situamos las tres tarjetas de crédito más exclusivas y que, al mismo tiempo, ofrecen más prestaciones a sus titulares.

  1. Tarjeta Centurion: American Express (AMEX) se encarga de emitirla y fabricarla con un material especial: el titanio. Recordemos que AMEX aunque sea una marca de tarjetas de crédito como Visa o MasterCard las emite directamente y no permite que los bancos tomen esta función lo que añade un punto de exclusividad a este producto. Pero para conseguir esta tarjeta black es necesario haber realizado un gran volumen de transacciones con el resto de tarjetas American Express. Será entonces cuando se reciba una invitación para adquirir esta tarjeta cuya comisión inicial asciende a 7.500 dólares. La tasa de mantenimiento anual es de 2.500. Entre los privilegios que este tipo de tarjetas ofrece figuran el trato favorable en cadenas de hoteles, acceso a los clubs y salas VIP de los aeropuertos, gratificaciones por el alquiler de coches o servicios de personal shopping.
  2. Tarjeta Palladium: Es emitida por el banco J.P. Morgan Chase para sus clientes más exclusivos. Esta tarjeta está realizada con oro de 23 quilates mezclado con paladio un metal precioso blanco plateado que es mucho más raro que el platino. La comisión de mantenimiento de esta tarjeta cuesta alrededor de 600 dólares. El titular de la tarjeta obtendrá acceso a las salas de espera VIP de los aeropuertos, programa de puntos, descuentos en viajes al canjear los puntos en hoteles, cruceros o alquiler de coches. Pero para disfrutar de esta tarjeta y de sus ventajas es necesario que la entidad financiera gestione una gran cantidad de activos de su propiedad.
  3. Tarjeta Royale: Es emitida por la empresa financiera Dubai First con sede en Emiratos Árabes Unidos. Pertenece a la red MasterCard. A parte de contener trazas de oro, posee un diamante certificado en el centro. Esta disponible, únicamente por invitación para aquellos miembros de la realeza o de los estratos superiores de la sociedad y del mundo de los negocios. La cuota inicial que hay que pagar se sitúa en torno a 1.900 dólares. A cambio se obtiene un gestor que administre los asuntos financieros así como un lifestyle manager. Esta tarjeta está pensada para hacer grandes transacciones por lo que es difícil determinar si tiene un límite para gastar.

Si necesita iniciar su propio negocio de tarjetas de crédito, o bien precisa una tarjeta de crédito anónima (black, platinum, o gold) para asociarla a una cuenta bancaria póngase en contacto con Foster Swiss. Somos consultores de banca privada independientes por lo que trabajamos en más de 40 jurisdicciones para adecuarnos a las necesidades del cliente.

Abrir el chat