La Comisión Europea presenta un nuevo paquete de medidas que permite impulsar la transparencia fiscal, un plan de acción para luchar contra la evasión de impuestos en la Unión Europea. El paquete de medidas consiste en controles de diligencia debida de las cuentas y a una mayor vigilancia de las sociedades y fondos fiduciarios pasivos.

Esta reforma de Bruselas para impulsar la transparencia fiscal y evitar la evasión y elusión fiscal tiene en cuenta las recientes filtraciones a los medio de comunicación de la conocida investigación de los Papeles de Panamá.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, apunta que “la elusión fiscal puede costar al erario público muchos millones de euros cada año”, por lo que están luchando contra esta práctica, ya que a su juicio, “los ciudadanos y las empresas desean una fiscalidad más justa y eficaz”.

En este sentido, se ha propuesto que las autoridades tributarias de la Unión tengan acceso a la información nacional en materia de lucha contra el blanqueo de capitales en relación a la titularidad real de las cuentas y a la diligencia debida. Además, se apuesta por una aplicación de forma transfronteriza debido al carácter internacional de la evasión fiscal.

Esta reforma también propone aumentar la supervisión de la actividad de los asesores fiscales. Según la Comisión, algunos asesores fiscales o intermediarios han jugado un papel primordial en la facilitación de la evasión de impuestos, por lo que, en un futuro próximo, crearán desincentivos eficaces para aquellos que fomentan la planificación fiscal agresiva.

Derechos reservados Foster Swiss