Irlanda, jurisdicción favorita de las multinacionales

A mediados de julio, desde la oficina de estadística irlandesa se conocía la revisión de crecimiento de Irlanda en 2015, de un 26% que no refleja la realidad de la isla, que brilla por sus beneficios fiscales para grandes multinacionales y por su flexible normativa laboral.  Un dato que sitúa a la pequeña y abierta economía en la que más crece del Viejo Continente, casi tres veces más que España, más de cuatro que Alemania y seis más que Francia.  

La fortaleza de su economía se ve reforzada por un entorno impositivo, que favorece la entrada de inversión extranjera, una benevolencia fiscal, con un impuesto de sociedades en el 12.5%, el más bajo de la zona euro y uno de los más bajos del mundo,  que atrae a grandes firmas como Apple o Google.

Debido al factor fiscal, la cascada de empresas que han optado por Irlanda no ha cesado. En las últimas dos décadas, el país europeo ha recibido más inversión directa estadounidense que la suma de las cuatro principales potencias emergentes, China, India, Brasil y Rusia.

Sumado al ahorro fiscal, las empresas se benefician del doble irlandés, un procedimiento de ingeniería tributaria que permite a las multinacionales trasladar parte de sus beneficios de propiedad intelectual a paraísos fiscales, y de esta manera, aligerar su factura fiscal.

Una de las nuevas medidas que ha adoptado el organismo tributario de Dublín ha sido recortar a la mitad, hasta el 6.25%, el impuesto de sociedades para las empresas que más invierten en I+D.

Desde Foster Swiss, consultores fiscales y financieros internacionales, le recomendamos que desplace su negocio y sus inversiones a este pequeño pero gran país europeo y se beneficie de las ventajas que ofrecen a las empresas extranjeras.

Constituya una sociedad offshore en Irlanda. Para más información, consúltenos sin compromiso.

About Foster Swiss

Dejar un comentario

Free WordPress Themes, Free Android Games
Idiomas/Languages