María José Garde, representando a España, dirigirá y presidirá desde enero de 2017 el Foro de Transparencia Fiscal de la OCDE, un organismo que se encarga de evaluar a los países según su transparencia tributaria y de su intercambio automático de información, detectando así a aquellos que sean paraísos fiscales.

La española presidirá el Foro Global sobre Transparencia Fiscal e Intercambio de Información de la OCDE, institución que se encarga de poner ratings a los países en función de su colaboración internacional en materia de transparencia.

El Foro de Transparencia ya ha comenzado a analizar a unos 100 países, aunque aún no ha elaborado ninguna lista de paraísos fiscales. Los criterios que utilizarán será el rating otorgado por el Foro, así como el intercambio automático fiscal que se haya comprometido a adoptar el país en cuestión. Un proceso que facilita el acceso a la Agencia Tributaria de los datos de los españoles en el exterior, agilizando las peticiones información entre países firmantes. Un último requisito evaluado es la adopción o no del convenio multilateral marcado por la OCDE, que establece las bases para evitar la doble imposición entre países.

La Unión Europea ha seguido la iniciativa de la OCDE pero ha marcado sus propios criterios. Uno de ellos es que si un país sale en tres listas diferentes como paraíso fiscal, automáticamente se le cataloga como tal.

Actualmente, sólo ocho países tienen su propia lista de paraísos fiscales en la U.E. España cuenta con su propia lista, que data del año 1991, aunque ha ido perdiendo miembros debido a los convenios y acuerdos de transparencia e intercambio de información que ha firmado con Andorra o Luxemburgo, entre otros.

Abrir el chat