Antes de que acabe el año, el Consejo General aprobará la aplicación del intercambio automático de información fiscal, que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2017. A principios de 2018, todo el sector de la baca deberá realizar un listado de clientes, procedencia, fondos depositados y enviarlos a la autoridad financiera andorrana que a su vez lo enviará a sus homólogas de los países de origen de sus clientes.

Si un cliente español tiene depositados 100.000 euros en un banco de Andorra, a partir del 2018, la Agencia Tributaria española lo sabrá y reclamará que los declare, con multa incluida por no haberlos declarado.

La banca será un sector cada vez más regulado debido a la normativa (también conocida como CRS), y con esto, Andorra logrará convertirse en una plaza financiera totalmente transparente y acabar con la evasión fiscal. Más de 101 países ya lo han firmado. De momento, Andorra sólo intercambiara información y de forma viceversa con los estados de la Unión Europea. Si quiere intercambiar información con otros países deberá firmar convenios bilaterales.

La entrada en vigor supondrá dos casos:

  • Cuentas de menos de un millón de euros (o el equivalente en otra moneda). Los bancos tendrán un plazo de dos años para contactar con cada cliente y verificar los datos.
  • Cuentas de más de un millón de euros (o el equivalente en otra moneda). El plazo que tendrán los bancos será de un año. Si finalizado el plazo no se han podido verificar los datos de los titulares de cuentas, la información se transmitirá al Ministerio de Finanzas.

Cada país podrá contar con sus propias excepciones así como tipos de cuentas exentos de verificación y de intercambio de información fiscal.

Esta ley no es retroactiva, es decir, sólo afectará al dinero depositado a partir del 1 de enero de 2017.

Desde Foster Swiss, consultores fiscales y financieros, especializados en normativa fiscal legal vigente, le recomendamos que nunca retire el dinero, sino que lo declare, ya que las multas pueden ser considerablemente inferiores.

Si no declaró sus rentas y quiere regularizar su situación, le asesoramos durante todo el proceso y trámite de regularización de sus bienes o capital en el extranjero, ofreciéndole una exhaustiva evaluación previa de su caso, estrictamente confidencial, una planificación de la mejor actuación ante el organismo regulador, la AEAT (Hacienda) y la posterior negociación con el mismo hasta la obtención de un acuerdo. Además de asesoramiento, el mejor servicio de defensa jurídica y de mediación y negociación ante la AEAT para evitarle costosas multas y hasta penas de prisión que oscilan entre los 3 y 8 años.

Derechos reservados Foster Swiss