Además de ser un atractivo destino turístico, Malta reúne unas condiciones excelentes para crear estructuras empresariales opacas. Y así lo hicieron, entre 2013 y 2014, los titulares de un 3.5% de la constructora española Acciona.

Ésta utilizó la discreción y la plataforma societaria que brinda la isla para ocultar un entramado que comienza en Curaçao y acaba en el paraíso fiscal de Jersey, pasando por los países habituales que sirven de lanzadera para la evasión de capitales: Luxemburgo, Panamá y las Islas Vírgenes Británicas.

Origen del entramado de Acciona

En marzo del 2011, las cinco ramas de la familia Entrecanales Azcárate anunciaron el final del acuerdo de control unitario en Acciona, que aglutinaba el 59.6% en una sola empresa, el Grupo Entrecanales, debido al fallecimiento en 2008 de José María Entrecanales, artífice de la fortuna familiar. Tres años más tarde, sus cuatro hermanos y sus siete hijos deciden disolver el holding familiar.

Cerca del 50% de Acciona fue a parar a manos de los dos primeros ejecutivos: el hijo del fundador, José Manuel Entrecanales Domecq (actual presidente de la constructura) y su tío Juan y sus hijos, que crearon para su control dos sociedades en Holanda. El 10% restante se repartió a partes iguales en Teresa, Cruz y Delfina Entrecanales Azcárate, hermanas del fallecido.

Meses después, en julio de 2011, la CNMV registraba tres grandes socios en Acciona: las citadas firmas holandesas del presidente y el vicepresidente, y la sociedad Jelico Netherlands BV, también holandesa, que junto a su matriz Novertino NV, situada en Curaçao,  reconocían la propiedad de una cartera de acciones del 3.5%.

Malta y el Caribe

Sin empleados y con el único cometido que mover dinero, Jelico fija su residencia en Malta en 2013. En abril de ese mismo año coloca la mayor parte de su participación en Acciona (2.433%) a tres sociedades maltesas de su grupo: Bravo Malta Investments, Charlie Malta Investments y Delta Malta, conservando sólo el 0.99%.

En 2014, entran en acción nuevas sociedades localizadas en el Caribe. El círculo de las sociedades vinculadas a Jelico se cierra en Panamá con Albaron Finance and Trade SA. La firma figura en los Papeles de Panamá, ya que fue administrada por el bufete Mosack Fonseca.