Se abre investigación a directivos del HSBC en Suiza

Las denuncias realizadas hace una década por el informático Hervé Falciani sobre las cuentas millonarias de clientes evasores del HSBC de Suiza han rendido sus frutos. El juez de la Audiencia Nacional de España, José de la Mata ha  imputado a varios directivos bancarios internacionales del banco por delitos de lavado de dinero e integración en organización criminal.

Además de a la filial suiza del HSBC, las investigaciones se han extendido al banco español Santander y al francés BNP Paribas, debido a que colaboraban en la tarea de repatriación de fondos depositados en el HSBC de Suiza para ocultarlos de las autoridades fiscales españolas, según el auto del magistrado.

En el punto de mira

Entre los sospechosos de la Audiencia Nacional se encuentran Peter Widman, ex Presidente del HSBC en Suiza, los ex consejeros delegados Clive Bannister y Christopher Maeres y Didier Péclard, responsable del servicio jurídico y de cumplimiento normativo de la filial de este banco.

Asimismo, se incluyen a siete imputados del Banco Santander: Ignacio Benjumea, secretario General del banco; José Manuel Arraluce, del área de Cumplimiento; Carlos Iniesta y Jesús Rivero, de Prevención y Blanqueo de capitales; y Jesús Álvarez, de banca privada, entre otros. Y del BNP Paribas los directivos José Andrés Fernández, de Cumplimiento Normativo; Lucía Cuatero, de Prevención de blanqueo; y Cristina Arévalo, del área de Security Services.

Hervé Falciani, el gran delator

Las pesquisas de José de la Mata se nutren de la información que Hervé Falciani recolectó a principios de la década pasada, cuando trabajaba para la filial suiza del HSBC. En 2006, el informático confirmó que existía una red de evasión promovida y encubierta por el banco del que trabajaba. Decidió sustraer ilícitamente la información encriptada y entregarla a las autoridades suizas. Sin embargo, fue ignorado y perseguido por las autoridades suizas por violación del secreto bancario.

Por lo que decidió huir a Francia y entregar esta información a las autoridades galas. Tras esto, decidió ir a España, país que evitó su extradición a cambio de información. A día de hoy, Suiza aún le persigue.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat