El fiscal jefe Anticorrupción está relacionado con una sociedad offshore declarada

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix y sus hermanos heredaron cada uno el 25% de una sociedad offshore ubicada en Panamá y sin actividad mercantil, excepto ser propietaria de un chalet en Collado-Villalba. Según el Moix, heredaron la vivienda de sus padres, la cual está a nombre de una sociedad en Panamá. Además, apela a la transparencia cuando afirma que esa sociedad está declarada ante Hacienda y todo se ajusta a la legalidad vigente.

Se trata de un inmueble de tres plantas valorado en 550.000 € con seis dormitorios, cinco baños, dos salones, bodega y piscina cubierta. Según Moix, incide en que no ve ningún motivo para dimitir al encontrarse todo en regla, simplemente por la tenencia de una sociedad offshore. Se trata de un instrumento que es totalmente legal siempre que se comunique a la Agencia Tributaria.

Según diversas fuentes, los padres de Moix constituyeron la sociedad offshore en Enero de 1988, un mes y medio más tarde la compañía compró la casa, siendo previamente propiedad del matrimonio. La sociedad offshore en Panamá, permaneció oculta durante 23 años hasta la muerte del padre en 2011.

Algunos partidos políticos como el PSOE piden la comparecencia urgente del Ministro de Justicia. No ven con buenos ojos que un fiscal encargado de perseguir la corrupción en paraísos fiscales se vea involucrado, aunque sea mínimamente, en sociedades offshore. En este debate se establece si quien está llamado a perseguir la corrupción puede jugar con intereses en paraísos fiscales aunque esté perfectamente declarado.

Al heredar la empresa en 2011, los hermanos Moix la declararon a Hacienda con la intención de disolverla. No lo hicieron, se justifican, porque uno de los hermanos no pudo hacer frente a los costes de clausura.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat