Malta celebra este sábado elecciones generales anticipadas después de que el primer ministro, Joseph Muscat, las convocara tras verse implicado en un escándalo de corrupción vinculado con los Papeles de Panamá y las sociedades offshore constituidas por el despacho panameño Mossack Fonseca.  

Esta convocatoria tiene lugar un año antes de que concluya la legislatura en marzo de 2018 y a voluntad de Muscat de llamar a los electores a las urnas para recuperar apoyo después de que su esposa, Michelle, apareciera en los Papeles de Panamá como propietaria de una sociedad offshore. Una decisión justificada por el presidente para evitar que la inestabilidad política se instalara en el país.

Malta, una pequeña isla ubicada en el centro del Mediterráneo, entre Italia y África, acapara desde hace unos meses la atención mediática por haber sido señalada por la red de medios European Investigative Collaborations (EIC) como un refugio para el fraude y la evasión fiscal.

Evasión fiscal y corrupción

El EIC publicó en mayo los Papeles de Malta, una investigación en la que se describía a la pequeña isla como un paraíso fiscal de la evasión fiscal y corrupción. La acusación llegó hasta Bruselas, donde la Comisión Europea se mostró deseosa de conocer más sobre esta supuesta práctica que se da en esta jurisdicción offshore.

Desde entonces, Muscar se encuentra en el centro del interés informativo tras verse involucrado en un escándalo de corrupción que implicó al ministro de Energía, Konrad Mizz y a su mujer.