Inditex cuenta con importantes sedes en paraísos fiscales, una de ellas en Friburgo

Gracias a la planificación fiscal agresiva de Inditex, este importante grupo textil ha podido rebajar su factura fiscal en 585 millones de euros entre 2011 y 2014, según un informe del grupo de los Verdes en el Parlamento Europeo, que afirman que el entramado societario a través de paraísos fiscales como Holanda, Irlanda y Luxemburgo, entre otros países, “plantea dudas sobre hasta qué punto Inditex paga impuestos allí donde su actividad económica real tiene lugar”. La empresa ha publicado un comunicado de prensa declarando que “cumple escrupulosamente con la normativa fiscal de los 93 mercados en que está presente”.

El informe sobre Grupo Inditex, propietario de marcas como Zara, Bershka, Pull&Bear o Massimo Dutti, se suma a los publicados por los Verdes sobre Ikea. Estas multinacionales aprovechan los vacíos legales de los paraísos fiscales de Europa para reducir artificialmente sus pagos al fisco. Unas prácticas de elusión fiscal y no evasión que son actualmente legales, pero cuestionables para los Verdes, que reclaman a la Unión Europea más medidas para controlar planificación fiscal internacional utilizada por éstas.

Cuantiosos beneficios a través de paraísos fiscales

Inditex cuenta con uno de los margenes de beneficios más altos del sector (13.8% en 2015),y también con los ingresos netos más elevados (2.900 millones de euros). Según el informe, la estructura empresarial del grupo está creada de forma que las partes de la empresa que más beneficios reportan están ubicadas en paraísos fiscales de Europa, con una menor presión fiscal, como Holanda, Irlanda y Suiza.

El pilar de su estrategia fiscal es Holanda. Inditex canaliza el pago de los royalties de las tiendas del grupo a una filial ubicada en este país, aprovechando la fiscalidad baja. Esta maniobra privó a España de ingresos fiscales valorados en 218 millones de euros entre 2011 y 2014 y Francia, Italia y Alemania dejaron de recibir 76, 57 y 25 millones de euros en impuestos. Otros países como Reino Unido, Grecia, Bélgica y Austria también han visto mermados sus ingresos fiscales.

Irlanda y Suiza, los paraísos fiscales clave

Otro país clave en el entramado fiscal de Inditex es Irlanda. En esta jurisdicción, el grupo ha utilizado su filial para registrar las ventas online mundiales, además de para realizar operaciones financieras como préstamos entre empresas o seguros. Los beneficios se gravan a tipos que oscilan entre el 12.5% y el 0%.

Esta estructura se completa con una filial en el corazón de Suiza, en Friburgo, desde la que compra la ropa fabricada a bajo coste en países tercermundistas como Bangladesh, Turquía o Marruecos, para volver a venderlas a otras compañías del grupo. El holding suizo de Inditex es el que más recursos atesoraba en 2014, aproximadamente, 1.400 millones de euros y pagó un 7.8% de impuestos.

El que algunos paraísos fiscales de Europa ofrezcan tratos tributarios especiales tiene su peso en la estructura interna de grandes empresas como Inditex, Ikea o Google.

Desde el grupo de los Verdes se reclama medidas urgentes como la obligación de informar de la actividad económica país por país, la publicación de los tax rulings o acuerdos fiscales firmados por grandes compañías con determinados países o la necesidad de armonizar la base del impuesto de sociedades a nivel europeo.

El estudio ha sido presentado por varios eurodiputados del grupo de los Verdes-Alianza Libre Europea, especializados en fiscalidad. Se ha criticado al ministro de Finanzas y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem por facilitar la elusión fiscal a gran escala a las multinacionales, al mismo tiempo que se han recortado el gasto público de algunos países del sur.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat