Durante décadas, el fraude y la evasión fiscal han estado afectando las finanzas de los gobiernos en todo el mundo. Este tipo de delitos ocurren dentro de un país y entre países. Por lo que, un solo país no puede resolver el problema por sí solo. Necesita que los países trabajen juntos para combatir el problema a nivel global.

Según el Informe de Boston Group sobre la Riqueza Global, alrededor de 10 trillones de dólares de riqueza privada se localizó en paraísos fiscales y jurisdicciones offshore en 2015. Unas cifras que revelan cómo los gobiernos de todo el mundo están perdiendo cientos de miles de millones de dólares cada año en ingresos fiscales.

El pasado mes de mayo, la filtración de Papeles de Panamá demostró cómo una estructura corporativa compleja, a base de sociedades offshore y muy a menudo establecida en una jurisdicción offshore, puede usarse para esconder millones de dólares a las autoridades fiscales.

De esta necesidad surgió la lucha a favor de la transparencia fiscal de los gobiernos y organizaciones como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para minimizar la evasión y los fraudes fiscales.

La crisis financiera de 2008, tensó las finanzas públicas y proporcionó apoyo estimulado para establecer un marco tributario global, lo que resultó en nuevas iniciativas regulatorias como el Estándar Común de Reporte o Common Reporting Standard (CRS) con el Intercambio Automático de Información y la Ley de Cumplimiento de Impuestos de la Cuenta Extranjera (FATCA), para mejorar el cumplimiento fiscal mundial.

¿Qué es Fatca?

La evasión de impuestos es uno de los grandes problemas con los que tiene que lidiar Estados Unidos. Por lo que, en 2010, el Departamento de Hacienda y Servicio de Rentas Internas (IRS) del país introdujo FATCA, una ley para fomentar un mejor cumplimiento tributario al obtener anualmente información detallada de las cuentas offshore y onshore de los contribuyentes estadounidenses ubicados en cualquier parte del mundo. De esta forma, el IRS sabrá si algún ciudadano estadounidense ha invertido o ha ganado ingresos a través de entidades financieras o sociedades offshore no estadounidenses.

Bajo FATCA, más de 100 jurisdicciones y más de 75.000 bancos en todo el mundo han acordado compartir información fiscal con los Estados Unidos. Una serie de estudios han revelado que las empresas multinacionales con sede en Estados Unidos, como Apple y Microsoft, han ahorrado 2.1 billones de dólares en el extranjero en su factura fiscal a través de entramados complejos de sociedades offshore.

¿Qué es CRS?

CRS es el marco de referencia de la OCDE para recopilar, reportar y automatizar el Intercambio Automático de Información entre los reguladores de los países. El intercambio automático de información (AEOI) facilitará la transmisión de la información de los contribuyentes desde las jurisdicciones de origen hasta las jurisdicciones de residencia del contribuyente. Ayudará a los reguladores a tener información tributaria de los titulares de cuentas no residentes y, por lo tanto, se facilitará el conocimiento de donde se ha evitado el impuesto.

¿Por qué CRS?

Los gobiernos estaban perdiendo los ingresos necesarios de las evasiones fiscales. En la búsqueda de un régimen global para facilitar la transparencia fiscal, El G8/G20 introdujo el SIR para el intercambio transfronterizo de información sobre cuentas financieras y para capturar a los evasores de impuestos, independientemente de dónde residan. Esta nueva normativa obtuvo reconocimiento mundial. Más de 101 países en todo el mundo ya se ha suscrito a CRS que ha comenzado en una primera fase en 2017 y continuará en 2018.

¿Es CRS igual que FATCA?

Tanto FATCA como CRS tienen el mismo principio de combatir la evasión fiscal. Y aunque parezcan similares, pero tienen características diferentes. Las diferencias reales están en su implementación. Por ejemplo, FATCA sólo es aplicable para ciudadanos de los Estados Unidos y CRS es aplicable para todos los residentes del país que han firmado el tratado. Además, a diferencia de FATCA, CRS no tiene un umbral de saldo de cuenta a fin de año de 50.000$.

CRS: no es oro todo lo que reluce

Reglas ambiguas

A pesar de las expectativas y exigencias de CRS para acabar con la evasión fiscal, los gobiernos de todo el mundo aún no están claros acerca de las diferentes normas del marco de CRS, ya que aún necesita adaptarse de acuerdo con los requisitos locales de los reguladores, estando este proceso en curso.

Un dato ejemplificador de esto, es que en Singapur, a 31 de diciembre de 2016, la Autoridad de Ingresos de Singapur (IRAS) ha obligado a las instituciones financieras a vigilar a sus clientes a partir del 1 de enero de 2017. Sin embargo, el regulador está procesando la retroalimentación recibida de las instituciones financieras.

Procesos complicados

El proceso de identificación, captura y análisis de datos de los clientes varía a nivel de entidad. Las instituciones financieras pueden tener muchas de estas entidades. Por lo tanto, los motores de reglas de CRS necesitan supervisar cada cliente a través de entidades/puntos de contacto como reportable o no reportable sobre una base regular. Por ejemplo, el marco de CRS ordena la corrección de clientes en virtud de la cual una entidad financiera debe validar la información de KYC de forma regular, que puede variar para cada entidad. Se estimó en una de las encuestas que el proceso de corrección de clientes para 3.000 titulares en un banco de inversión global llevó 81.000 horas.

Aumento de los costos de cumplimiento

Las instituciones financieras ya están agobiadas por el tsunami de las nuevas regulaciones. Con el corto plazo de implementación del Intercambio Automático de Información, las instituciones financieras se enfrentan a la necesidad de soluciones tecnológicas sistémicas y de un alcance complejo y costoso para los clientes. En Reino Unido, KPMG estima que el cumplimiento costará aproximadamente 125 millones de dólares para que los bancos mundiales implementen efectivamente estas soluciones.

Protección de datos

Las instituciones financieras están obligadas a compartir la información fiscal de los residentes locales con las agencias gubernamentales locales. Por lo tanto, significa que deben seguir los procedimientos locales de protección de datos/privacidad y procedimientos de un país local que puede o no ser el mismo de un país de origen.

Preparación de datos

El cumplimiento de CRS requiere tener cierta información del cliente, como: lugar de nacimiento, clasificación de entidades y otros datos de los contribuyentes. Las instituciones financieras pueden o no tener esta información en su totalidad en sus sistemas actuales. Por lo tanto, necesitan enriquecer los sistemas existentes y encontrar formas de recopilar, procesar y validar los datos. Además, las instituciones financieras deben evitar afrontar las normas de privacidad de datos, y muchos requerirán que los gobiernos y reguladores les den autoridad legal para recopilar los datos.

Mayores tasas de respuesta de los clientes

La carga inicial recae sobre las instituciones financieras para identificar a los clientes no residentes y superar las bajas tasas de respuesta al recopilar esta información. Los gobiernos están considerando penalizaciones o multas para los clientes que no cumplen con los requisitos.

Aumento de las mejoras

Respaldado por una voluntad política sin precedentes en todo el mundo, la transparencia fiscal está aquí para quedarse y las instituciones financieras tienen que lidiar con ella. Las instituciones financieras podrían necesitar tomar medidas adicionales durante el transcurso de la implementación de CRS y FATCA para mejorar la calidad de los datos e incrementar su capacidad para igualar los ingresos a los beneficiarios efectivos, como a través de  Informes nacionales.

Algunos gobiernos están pensando más allá del Intercambio de Información para mejorar la información de residentes de impuestos. Por ejemplo, la Oficina Central de Impuestos Directos de la India (CBDT) está trabajando en un proyecto que ayudará al departamento a identificar transacciones de alto valor y perfilar a los delincuentes.

Validación/emparejamiento del número de identificación del contribuyente (TIN)

Varios gobiernos están considerando extender los requisitos de CRS para validar el formato de los números de identificación/seguridad social de los contribuyentes.

Campos de esquema adicionales

La Unión Europea está planeando introducir campos adicionales de informes de CRS con información que les ayudará a hacer coincidir la información con el beneficiario efectivo.

Notificación de clientes

Algunos gobiernos están considerando la posibilidad de que las instituciones financieras notifiquen a los clientes que pueden estar o están siendo reportados.

Sanciones a los clientes

Algunos gobiernos están considerando penalizar a los clientes, no sólo por proporcionar información falsa a sabiendas, sino también por proporcionar datos inexactos o incompletos.

Nuevas disposiciones

Muchos gobiernos podrían tomar medidas adicionales para aumentar la transparencia fiscal. Por ejemplo, en noviembre del año pasado, el gobierno de la India prohibió los billetes 500 y de 1.000 rupias indias para eliminar el dinero negro de la economía. Otros gobiernos están siguiendo el mismo ejemplo, como Pakistán y Australia.