¿Por qué más ciudadanos estadounidenses están entregando su ciudadanía?

Más de 3.000 ciudadanos estadounidenses que viven en el extranjero renunciaron a su ciudadanía de los Estados Unidos en los dos primeros trimestres de 2017. Es el último signo visible del creciente resentimiento debido a la represión federal sobre la evasión fiscal.

Esto se debe a que los bancos extranjeros están obligados a presentar informes anuales sobre los activos de los estadounidenses en su institución en virtud de la Ley de Cumplimiento de Impuestos de la Cuenta Extranjera, FATCA, cuyo objetivo es impedir que los ciudadanos estadounidenses oculten activos en el extranjero. Cumplir con FATCA puede ser costoso y difícil.

La ley ha hecho a los expatriados conscientes de sus obligaciones de declaración de impuestos de Estados Unidos y conscientes de que el IRS iba a ser notificado de que tienen cuentas offshore en el  extranjero.

Los Estados Unidos son uno de los pocos países que gravan los ingresos de sus ciudadanos sin importar dónde vivan, una política que los grupos que representan a los expatriados como American Citizens Abroad han estado durante años protestando para cambiar esta situación.

«Una ciudadana americana que ha residido fuera de los Estados Unidos toda su vida, que no posee ninguna propiedad en Estados Unidos y que no gana ingresos provenientes de Estados Unidos, está obligada a presentar declaraciones y pagar impuestos estadounidenses igual que alguien que vive en St. Louis», dijo la ACA. «El hecho de que ella también pague impuestos al país donde reside no hace ninguna diferencia».

Las renuncias de la ciudadanía han estado subiendo constantemente. Renunciar a la ciudadanía estadounidense, sin embargo, no exime a los ex estadounidenses el pago impuestos atrasados ​​y no le exime de sanciones. Además, algunos pueden enfrentar un «impuesto de salida» que puede sumar miles o incluso millones de dólares, dependiendo de sus activos.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat