La gran mayoría de los empresarios catalanes califica la posible declaración de independencia de Cataluña como un gran desastre económico. Para muchos recuerda al ambiente previo a la Guerra Civil de 1936 y les aterra haber llegado a un punto de no retorno.
Muchos empresarios catalanes se han dado cita en el XX Congreso del Instituto de Empresa Familiar y han aprovechado la ocasión para comentar cómo están viviendo esta situación. Para los empresarios españoles supone renunciar a un mercado que representa el 20% de las ventas.

Solución política que garantice estabilidad

Existe un gran interés a nivel general entre la mayoría de empresarios por encontrar una solución política que ofrezca garantías de tranquilidad. De esta forma, se puede seguir creciendo y generando riqueza.
El presidente del Instituto de Empresa Familiar, Ignacio Osborne ha exigido una solución política estable para España y recuerda la importancia de la seguridad jurídica. Muchas empresas como Tous, Antolín, Puig o Delaviuda se unen a un manifiesto conjunto para solicitar “Paz y Tranquilidad”
La mayoría de directivos de importantes empresas españolas están preocupados por la imagen que está proyectando España fuera de sus fronteras. La marca España se ve debilitada y esto puede afectar negativamente al desarrollo económico y la atracción de inversiones extranjeras.

Empresarios catalanes optan por cuentas offshore

 Aunque es un tema tabú entre los principales círculos empresariales catalanes, las cuentas offshore y la constitución de estructuras societarias en lugares más seguros se ha vuelto una opción válida para muchas empresas domiciliadas en Cataluña. Son muchos los que ya han disfrutado de estructuras offshore como Miarnau, Petromiralles o la familia Rodés. Sin embargo, ante esto es necesario acudir a expertos en la materia para construir una estrategia a la medida del cliente dentro de la legalidad vigente.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat