¿Qué pasará con los bancos catalanes ante una declaración unilateral de independencia?

Aún en estado de shock tras la jornada de referéndum catalán soberanista del domingo y ante una posible declaración de independencia, España atraviesa una de sus mayores crisis política e institucional desde la Transición.

Y es que la situación que se vive en Cataluña trae consigo consecuencias en el ánimo de inversores, ahorradores y consumidores. La posibilidad de una independencia abre un escenario de incertidumbre, que dispara el nerviosismo y en el que los depósitos en Cataluña se vuelven sensibles.

Con esto surge la duda sobre qué pasaría con los bancos catalanes como la Caixa o Sabadell y con sus clientes. El riesgo está en una retirada masiva de ahorros, que podría desestabilizar sobre todo a las pequeñas entidades.

Con la creación de un nuevo país, Cataluña comenzaría de cero también en el terreno financiero. Al quedar fuera del euro y de la Unión Europea, sus bancos ya no estarían bajo la vigilancia y supervisión del BCE, con lo que, perderían la línea de liquidez.

Según el ministro de economía, Luis de Guindos, señaló que “la independencia de Cataluña no va a tener lugar”, sin embargo, advirtió que sería  “un suicidio” en lo político y también en lo económico.

Autoridades europeas, incluido el BCE, esperan que el problema en Cataluña no desencadene en un nuevo frente de inestabilidad en la zona euro, por lo que consideran prioritaria la defensa de los bancos catalanes y un plan de contingencia.

Derechos reservados Foster Swiss