La Generalitat de Cataluña ya exige a las empresas que paguen sus impuestos a la Hacienda catalana

Ya es efectivo. La consejería de Economía y Hacienda de la Generalitat de Cataluña ha preparado un programa para que 145 empresas con participación mayoritaria de la Generalitat paguen sus impuestos estatales, más concretamente, el Impuesto de Sociedades, IVA y retenciones del IRPF, a la Agencia Tributaria Catalana, la ATC. De esta forma, la hacienda de Cataluña recibiría los formularios y datos correspondientes de las empresas, ingresaría la recaudación y se lo transmitiría a la Agencia Tributaria Estatal.

Asimismo, según fuentes empresariales, la Generalitat ha comenzado a pedir lo mismo para empresas privadas y autónomos, que reciben con cierta incertidumbre esta información debido a la próxima campaña de presentación de modelos en Sociedades e IVA a la Agencia Tributaria que finaliza el próximo 30 de octubre.

En una guía remitida por la Generalitat a las empresas, se explica que las autoliquidaciones como los ingresos pasarán por el portal electrónico de la ATC, que habilita varios modelos para este propósito: 111, 123, 115 y 116 de retenciones de IRPF, los 303,349, 322 y 353 de IVA y el 202 de Sociedades.

¿Podría la Generalitat tener el control de la información de las empresas?

Este es uno de los grandes temores de las empresas radicadas en toda Cataluña, que piensan que este es un primer paso para que la Generalitat cuente con la información de las compañías.

La semana pasada, la falta de seguridad jurídica hizo que decena de grandes empresas abandonaran Cataluña hacia otros puntos de España, como Banco Sabadell.

Desde el Gobierno central, y más concretamente, desde el ministerio de hacienda pública, dirigido por Cristóbal Montoro,  se ha pedido a los bancos que controlen toda operación financiera de la Generalitat y de las empresas públicas, para evitar que éstas financien actividades ilegales asociadas al proceso independentista.

Este escenario implica que de aquí a uno o dos años, su empresa pague a dos haciendas. Desde Foster Swiss, consultores financieros y fiscales de banca privada, le recomendamos, de cara a este hecho ya inminente, una estrategia de planificación fiscal internacional para su empresa, a través del traslado de la misma a destinos más seguros que Cataluña. La fuga de depósitos ya es una realidad.

Consúltenos sin compromiso. La primera consulta es gratis.

Abrir el chat