La declaración unilateral de independencia y las declaraciones de la CUP, han disparado el temor a un corralito. Sin embargo, los particulares ya tienen una solución para evitarlo: las cuentas espejo. Las empresas, deciden trasladarse a otras Comunidades Autónomas o países extranjeros para cubrir riesgos.

La cuenta espejo es una cuenta paralela creada fuera de la demarcación de Cataluña en una sucursal del mismo banco del que se es cliente. En caso de independencia, el titular seguiría manteniendo el control de la operativa esquivando las limitaciones ante un corralito. Se trata de una forma que tienen los particulares de evitar las restricciones y minimizar el riesgo de quedarse sin liquidez. De esta  forma, algunos ciudadanos griegos evitaron las medidas de control de capitales abriendo cuentas en países cercanos, como Macedonia.

Los radicales de la CUP, defienden ante todo un corralito bancario, así como dejar de dar apoyo a los bancos afianzados en Cataluña no favorables a la independencia, y el control del dinero a través de puertos y aeropuertos.

Esta situación ya es una amenaza social. Y en caso de pánico, se produciría una retirada masiva de dinero de sucursales bancarias, por lo que habría restricciones de efectivo para las cuentas en Cataluña.

Desde Foster Swiss, consultores fiscales y financieros de banca privada, le recomendamos abrir una cuenta bancaria offshore para salvaguardar su dinero de la banca catalana y del posible corralito.

Abrir el chat