Los catalanes llevan su dinero a Castellón por temor a un corralito

Las más de 30 oficinas bancarias situadas en Castellón, y más concretamente en Vinaroz, Peñiscola y Benicarló, están desbordados de trabajo debido a la masiva llegada de catalanes que quieren transferir sus ahorros y depósitos bancarios.

Los nuevos clientes llegan temerosos por su dinero debido a la inestabilidad política que vive Cataluña y por una posible declaración unilateral de independencia. Algunos incluso, han llegado a expresar miedo ante un posible corralito que pudiera congelar su dinero tras la salida de los grandes bancos de Cataluña.

Estos clientes proceden de poblaciones del sur de la provincia de Tarragona, como Alcanar, San Carles de la Rápita, La Sénia y Ulldecona. Las nuevas cuentas y depósitos abiertos por éstos, tienen grandes cantidades de dinero.

Últimas declaraciones de la CUP

La diputada de la CUP, Eulàlia Reguant, ha pedido al gobierno catalán trabajar con otras entidades financieras y construir el Institut Català de Finances, así como controlar puertos y aeropuertos, con el fin de gestionar todos los capitales.

También ha instado a un boicot desde la administración hacia la Caixa, Sabadell y BBVA. Reguant ha propuesto dejar de trabajar también con estos bancos.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat