El pasado mes de septiembre, el Parlamento suizo discutió sobre si amplía o no el número de tratados de intercambio automático de información fiscal que tiene vigentes.  Actualmente, Suiza tiene vigentes 38 acuerdos con el mismo número de países, entre los que se encuentran los de la Unión Europea. Sin embargo, los 41 convenios que aún esperan ratificación del Parlamento helvético generan dudas, como el de China, Rusia y Arabia Saudita.

Tanto los grupos de derechos civiles como la banca suiza, intentan influir en estas decisiones. Los primeros argumentan que rechazar la ratificación de estos acuerdos es una forma de escapar al compromiso global de poner fin a la evasión. Mientras que los segundos, temen que los datos sensibles de los clientes bancarios sean utilizados de forma incorrecta o abusiva por parte de los países que se adhieren a estos acuerdos.

La Unión Democrática Suiza exige que sólo se establezcan acuerdos con países que alcancen cierto nivel de calificación en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional. E incluso señalan a éstas como naciones de riesgo: Argentina, India, Brasil, Rusia, Arabia Saudita, China, Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica, Indonesia, México y Colombia.

Las ONGs piden más acuerdos

ONGs como Red de Justicia Fiscal y Mirada Pública, insisten en que Suiza debe seguir firmando nuevos tratados con otros países. Celebran que Suiza se haya adherido al proceso de intercambio automático de información de la OCDE.

Tratados de Intercambio Automático de Información de Suiza

Tras haber ratificado en 2016 la Convención Multilateral sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal de la OCDE, Suiza está lista para el intercambio automático de información fiscal (IAI) con otros países.

Esto se debe a que Suiza se comprometió a que los bancos transfieran detalles de los clientes no residentes, a la oficina de impuestos del país helvético, que a su vez los transmitirá a los gobiernos de los países con los que ha firmado el IAI.

Actualmente, 38 acuerdos están en vigor. Los bancos han comenzado a recolectar datos desde inicios del 2017 y los entregarán en enero de 2018. Asimismo, Suiza recibirá información sobre sus ciudadanos suizos que viven en otros países.

El país helvético ha aprobado un segundo lote de países. Si finalmente el Parlamento los valida, los datos se recopilarán en 2018 y se intercambiarán en 2019.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat