La comisaria Margrethe Vestager, responsable de la Política de Competencia de la Comisión Europea, ha declarado lo siguiente: “Luxemburgo concedió beneficios fiscales ilegales a Amazon. Como resultado, casi tres cuartas partes de los beneficios de Amazon no han tributado. En otras palabras, a Amazon se le permitió que pagara la cuarta parte de los impuestos que pagan otras empresas locales sujetas a las mismas normas fiscales nacionales. Según las normas de la Unión Europea sobre ayudas estatales, esto es ilegal. Los Estados Miembros no pueden conceder a grupos multinacionales beneficios fiscales selectivos a los que no tienen acceso otros”.

Tras una investigación iniciada en 2014, la Comisión Europea ha concluido que una resolución fiscal adoptada por Luxemburgo en 2003 y 2011, redujo el impuesto pagado por Amazon en Luxemburgo sin justificación alguna.

Esta resolución permitió a Amazon transferir una gran cantidad de beneficios de una empresa del grupo Amazon, Amazon EU, que tributa en Luxemburgo a otra empresa que no tiene esta obligación, Amazon Europe Holding Technologies. Más concretamente, esta resolución autorizó el pago de un canon de Amazon EU a Amazon Europe Holding Technologies, reduciendo así notablemente los beneficios imponibles de esta gran compañía en la Unión Europea.

La Comisión Europa concluyó que Luxemburgo concedió ventajas fiscales selectivas a Amazon, ya que permitió a este grupo que pagara menos impuestos que otras empresas que tributan según las mismas normas fiscales.

Antecedentes

Desde junio de 2013 lleva la Comisión Europea investigando las prácticas fiscales de los estados miembros. En octubre de 2015, se concluyó que Luxemburgo y Países Bajos habían concedido una fiscalidad a la carta a Fiat y Starbucks. En enero de 2016, Bélgica concedió ventajas fiscales a 35 multinacionales, casi todas ellas fuera de la UE. En agosto del mismo año, Irlanda concedió beneficios fiscales indebidos de hasta 13.000 millones de euros a Apple.

Planificación fiscal de Amazon en Europa

La investigación de la Comisión se refiere al trato fiscal recibido por Luxemburgo, a dos sociedades de su grupo: Amazon EU y Amazon Europe Holding Technologies, que son parte de su planificación fiscal internacional. Estas son dos sociedades offshore constituidas en Luxemburgo, propiedad 100% del grupo Amazon y controladas por la matriz estadounidense, Amazon.com. Inc.

  • Amazon EU: se trata de una empresa de gestión que gestiona el negocio minorista de Amazon en toda Europa. Éstos se encargan de seleccionar los artículos a la venta en los sitios web de Amazon en Europa, adquirirlos a los fabricantes y gestionar la venta y entrega de los productos a los clientes. Amazon estructuró sus operaciones de ventas en Europa de tal modo que cuando los clientes compraban productos en cualquiera de los sitios web de Amazon en Europa, los compraban a la empresa de gestión de Luxemburgo. De esta forma, Amazon registraba todas las ventas en Europa así como los beneficios resultantes de éstas en Luxemburgo.
  • Amazon Europe Holding Technologies. Esta es una sociedad comanditaria que no tiene empleados, oficina ni actividad empresarial. Tan solo actúa como intermediario entre la empresa de gestión y Amazon en Estados Unidos. Posee algunos derechos de propiedad intelectual para Europa. Sin embargo no hace uso activo de esta propiedad intelectual. Se limita a conceder una licencia exclusiva de propiedad intelectual a Amazon EU. Ésta, efectúa pagos anuales a Amazon en Estados Unidos para contribuir a los costes de desarrollo de la propiedad intelectual.

La empresa de gestión está sujeta al impuesto de sociedades en Luxemburgo, pero la sociedad de cartera no lo está, gracias a su forma jurídica, una sociedad comanditaria. Los beneficios obtenidos por la sociedad de cartera tributan al nivel de socios, no al de la sociedad de cartera en sí misma. Los socios de ésta se encontraban en Estados Unidos y han eludido su obligación de tributar.

Amazon utilizó esta estructura de planificación fiscal internacional entre mayo de 2006 y junio de 2014. Sin embargo, en junio de ese año cambió su modo de funcionamiento en Europa, por lo que esta estructura queda fuera del ámbito de investigación de la Comisión Europea.

Abrir el chat