El Parlamento Europeo ha hecho público este mes el informe final sobre el escándalo de los Papeles de Panamá que supuso la mayor filtración de cuentas opacas que implicó a una gran cantidad de altos mandatarios y gobiernos de muchos países que utilizaban este instrumento como método para la ocultación de dinero, en ocasiones público, en paraísos fiscales.

Ante esto, el Parlamento Europeo designo una comisión especial que desarrollo un informe en el que se critica a los países europeos por no poner medidas suficientes para luchar contra la evasión fiscal y el blanqueo de capitales.

Según la comisión, existen estados miembros que todavía no proporcionan información suficiente para combatir con esos delitos, obstaculizando las investigaciones que se realizan al respecto.

Aunque este texto no supone ningún tipo de modificación o medida de ajuste por parte de los gobiernos de los Estados, no recibió una aprobación unánime por todos los diputados. Muchos apelaron a la “falta de cooperación y coordinación” entre las instituciones para establecer un plan de acción unánime para luchar contra ellos.

Se concluye que las prácticas de empresas fantasma en paraísos fiscales fueron posibles debido a deficiencias en la aplicación de las leyes de cada país. Es necesario recordar que las consecuencias de esta filtración dejó al descubierto los registros de 213.634 empresas “offshore” creadas entre 1970 y 2015 e implicaron a doce jefes de Estado actuales y antiguos y casi a 200 políticos de todo el mundo sin contar con otras personalidades públicas.

Paraísos fiscales dentro de la propia Unión Europea

Los eurodiputados de izquierda vieron en el texto una medida insuficiente por no poder aprovechar la ocasión para gestionar la situación. Reclaman más implicación por parte de los gobiernos para establecer medidas efectivas que eviten que se repitan estos casos.

Miguel Urbán, eurodiputado de Podemos, destaca que en la propia Unión Europea existen muchos países que favorecen la evasión fiscal hacia otros países considerados paraísos fiscales. Algunos de ellos son Reino Unido, Malta o Luxemburgo los cuales pueden ser la puerta de salida de una gran cantidad de activos hacia otros territorios de baja tributación.

Finalmente, los eurodiputados rindieron un homenaje a la periodista maltesa que lideró la investigación sobre los papeles de Panamá y que fue asesinada con una explosión en su coche.