Malta aprovecha las oportunidades del Brexit a medida que los empresarios buscan una nueva residencia

A medida que el Reino Unido se prepara para divorciarse de la UE, muchos temen que pronto puedan ser ciudadanos de la nada. De esta forma, los programas de ciudadanía por inversión han experimentado una aceptación sin precedentes, algo de lo que Malta está sacando beneficio.

Este aumento no proviene de individuos que buscan minimizar sus obligaciones tributarias adquiriendo residencia en «paraísos fiscales» como el Caribe, las Islas Caimán o las Islas Vírgenes Británicas. Es de personas que buscan un segundo pasaporte para seguir siendo ciudadanos de la UE. Por ello, países como Austria, Chipre, Irlanda, Luxemburgo y Malta se han convertido en algunos de los lugares más demandados para vivir.

Es por ello que estos países han convertido al Brexit en una increíble oportunidad de negocios y crecimiento. No solo los programas de ciudadanía por inversión generan una cantidad generosa de dinero, y han ayudado a algunos de ellos a salir del déficit público, sino que atraen a la élite cuando se trata de éxito comercial, talento y riqueza También ha tenido un impacto positivo en la comunidad local a medida que se han creado nuevas redes y oportunidades empresariales.

Desde que el Reino Unido votó por abandonar la UE, Austria y Chipre han experimentado un aumento del 50 por ciento en la cantidad de consultas que se realizan por el tema del segundo pasaporte. Pero es Malta la que realmente está progresando. En el último año, el estado miembro más pequeño de la UE ha visto un aumento del 60 por ciento en las solicitudes de pasaportes de personas que desean aferrarse a sus derechos de libre circulación.

De hecho, una nueva encuesta reveló que el 69 por ciento de los ciudadanos del Reino Unido estarían dispuestos a gastar una cantidad considerable para disfrutar del privilegio de un segundo pasaporte; algo que sugiere que en esta era de globalización, la ciudadanía y los pasaportes simplemente se han convertido en un medio para acceder a oportunidades más grandes y más atractivas en los mercados internacionales.

Desde una perspectiva geográfica, muchos argumentan que Malta está idealmente situada, con excelente y fácil acceso a Europa continental y África. Con procesos regulatorios eficientes, estabilidad política, sólida calificación de crédito y residentes bien formados junto al idioma inglés posicionan a Malta como una propuesta atractiva para que los británicos se establezcan.

Las condiciones generales de vida también son favorables con un buen clima, economía fuerte, seguridad y eficiencia. Por lo tanto, no es difícil entender por qué el Programa de inversionistas individuales de Malta se ha convertido en el programa europeo más popular de migración de inversiones.

Después de haber recibido fuertes críticas por ser demasiado indulgente a la hora de emitir ciudadanías, ahora se considera que el proceso maltés dispone de los estándares de debida diligencia más estrictos del mundo junto a una profunda investigación de los solicitantes. También es el programa más exitoso desde el punto de vista financiero a nivel mundial, ya que ayudó a garantizar más de 1.000 millones de euros en capital nuevo para Malta en los primeros 18 meses de funcionamiento.

El Programa Individual para Inversionistas establece que los solicitantes deben invertir un mínimo de 350,000 € en bienes inmuebles en Malta. Un informe reciente revela que entre julio de 2015 y junio de 2016, el valor total de las 27 propiedades compradas por «nuevos» ciudadanos malteses ascendió a 28,322,519.93€, con un promedio de € 1,048,982.22 por individuo; significativamente muy por encima de la cantidad mínima.

Si necesita gestionar un programa de ciudadanía por inversión póngase en contacto con nuestro equipo de profesionales para darle la solución que precisa.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat