Un anciano de 81 años y su esposa de 61, sin residencia oficial, han sido detenidos por las autoridades holandeses como sospechosos de fraude fiscal offshore, lavado de dinero, falsedad documental y cuentas offshore ilegales en bancos de varios paraísos fiscales por millones de euros. Según un comunicado del Ministerio Público, se trata de “la acción internacional más importante” contra el fraude fiscal.

La pareja de octogenarios, se apoderó, presuntamente, de decenas de millones de euros en arte chino, coches, dinero en efectivo y cuentas bancarias offshore en Hong Kong, Panamá, Singapur, Filipinas, Alemania y Francia. Además, tienen otras propiedades como un recinto vacacional en Francia, varias oficinas y un puerto deportivo a su nombre en los Países Bajos.

Se trata de un caso muy investigado por las autoridades policiales ya que ninguno de los detenidos está oficialmente registrado en ningún país y no tienen una residencia permanente conocida.

Se calcula que el delito de evasión fiscal cometido por éstos resulto en un beneficio de 41 millones de euros. Se cree que la pareja casada ha trasladado esos activos a sus sociedades offshore en Hong Kong, exentas del pago de impuestos. Según las autoridades holandesas, en los últimos años habrían utilizado millones de euros para proporcionar préstamos de riesgo de inversiones inmobiliarias.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido !!
Abrir el chat