Algunas de las grandes multinacionales como Apple, Nike o Uber, son protagonistas de la filtración de los Papeles del Paraíso. Éstos han recurrido a los servicios de la asesoría legal que protagoniza esta investigación y han utilizado sociedades offshore para eludir impuestos.

La ingeniería fiscal utilizada por las grandes compañías

La multinacional de ropa deportiva Nike, ha desviado durante diez años miles de millones de euros al paraíso fiscal de Islas Bermudas, donde tenía registrados sus derechos de imagen a través de una sociedad offshore sin empleados ni oficina registrada.

A través de un acuerdo firmado con las autoridades holandesas en 2006 y con una vigencia de diez años, Nike utilizó lo que se conoce como sándwich holandés, una estrategia de planificación fiscal internacional, que consiste en utilizar una sociedad offshore en Holanda –Nike, la tenía en la localidad de Hilversun–, como punto intermediario entre el origen del dinero y un paraíso fiscal, en este caso, Islas Bermudas, a través de otra sociedad offshore llamada Nike International Ltd y la sociedad offshore en Holanda bajo la forma de sociedad comanditaria.

Pero no sólo Nike se aprovechó de estos vacíos legales ni de los servicios proporcionados por Appleby. La compañía de Cupertino, Apple y la empresa líder en transporte exclusivo y privado, Uber, utilizaron sociedades offshore para reducir su factura fiscal.

El despacho de abogados de Apple, Baker and McKenzie, pidió asesoramiento legal a la firma Appleby para organizar su ingeniería fiscal tras sus problemas en Irlanda. La estructura elegida por esta compañía tecnológica es lo que se conoce como doble irlandés. Una estrategia que consiste en crear dos sociedades offshore en Irlanda, una con la sede en un paraíso fiscal y la otra, con sede en Irlanda, que es la que tiene realmente actividad empresarial. En este caso, Apple se decidió por Jersey, una pequeña isla del Canal de la Mancha, donde se encentran las subsidirias Apple Sales International y Apple Operations.

Appleby asesoró también a Uber sobre cómo organizar su estructura. Y éste optó por el modelo de sándwich holandés.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat